viernes, 2 de mayo de 2014

El irresistible encanto de los hoteles

Sonrio furtivamente. Recordo la costumbre del japones de hablar de si mismo en tercera persona. ¿Por que no te quedas esta noche? Queridos mios. Se que vais a despreciarme por esto, pero creo que es la mejor decision que he tomado en mucho tiempo. Bienvenida la saludo Max con una sonrisa. Disculpe, Lady, debo entrar. Acabo de recordar que me estaba buscando. Sin embargo, aunque no dejaba de repetirse que se habia portado mal y era un irresponsable y un cobarde, no podia olvidar los sentimientos que le habia inspirado. Revivia todo el tiempo la intimidad que habian compartido, su irresistible encanto. Mientras veia dispersarse a la multitud y alejarse colina abajo el coche funebre ya vacio, tuvo una subita certeza y sintio que la angustia de los ultimos dias se disipaba. No podia deshacerse del bebe. Era la unica conexion que tenia con el mundo.

Era su legado, un recuerdo viviente del amor que habia sentido. Aunque la habia tratado mal, nunca olvidaria la sensacion de estar en sus brazos, la forma en que la miraba cuando hacian el amor, como la contemplaba de repente y le pasaba las manos por el pelo y la besaba como si ella fuera la unica razon de su existencia. De pronto oyo risas fuera. Sus mejillas ardieron cuando recordo que el vecino le habia sonreido mientras copulaba. Habia sido una sonrisa maliciosa, como invitando a  a unirse a ellos. ¿De veras? dijo el Interesante. En fin, lo que esta claro es que va muy salido. ¿Que hay, ?repuso Me estoy vistiendo. ¡Vete a tu cuarto!

Escuchame bien, repugnante pedazo de mierdadijo, al tiempo que sacaba al hombre de la cama Te llevo a mi casa, te doy dinero, y no paras de decir chorradas. El pasado ha muerto. Ya no tengo nada que ver con el. Ni siquiera vuelvas a hablar del pasado. Conmigo no, y menos delante de mi hija. ¿Entendido? En una ocasion escribi una escena para una telenovela. El productor la encontro demasiado cursi y me obligo a quitarla. Jamas habria sospechado que yo llegara a protagonizarla. La vida imitando al arte o una estupidez parecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario