lunes, 18 de junio de 2018

Hotel pequeno o macro hotel

Acabo de volver de Sa Ràpita. La protesta de esta mañana ha sido impresionante! El movimiento ecologista en Mallorca ha demostrado que está en forma. Será capaz de impedir la construcción de ese macrohotel, y de salvar un entorno por el que ya tuvo que luchar hace tres décadas.  media

el ladrillo ataca de nuevo, es que NO aprendemos¡ El Tribunal Supremo ha determinado en más de una decena de resoluciones que la distribución de la señal de televisión en esta clase de instalaciones es un acto de comunicación pública de las obras audiovisuales...

Los hoteles deben estar orgullosos con la acogida. Chiste fácil y malo de las . h. Mubarak cubriéndose de gloria. Espero que cuando lo echen a patadas se le juzgue como es debido (por desgracia me da que no pasará).

Eh, Spencerdijo Esta se ha muerto. Es una vision muy cinica. parecia ofendida por el diagnostico de. El senor Websdale y yo nos adoramos hasta el dia en que exhalo su ultimo suspiro. Como siempre que trataba de demostrar que China adelantaba a grandes pasos, estaba muy excitado. En el existia una notable mezcla de sentimientos: desprecio por los ignorantes pueblos barbaros de otras partes de la tierra, odio a los intrusos que exprimian dinero y sudor al pais, amarga vergüenza por las debilidades nacionales de sus propios compatriotas, y admiracion por los arrogantes. Una extrana mezcla que coloreaba por doquier el trafico entre orientales y occidentales.

Esta vez no lo conseguira. A menos que acudas tu a su rescate. ¿Y como se llama el invento? El antiguo propietario de estas tierras quiso crear un refugio para gente que buscara la paz, pero era un filantropo y le preocupaba que The Grove solo fuera accesible a gente adinerada. Por consiguiente, establecio una especie de loteria aleatoria. Hubo un precipitado intercambio de miradas complices. alzo una ceja y miro uno por uno a los presentes. Una de las doncellas se inspeccionaba las unas nerviosamente, decidida a callar. la observo con atencion. Era muy joven y guapa. No aparentaba mucho mas de catorce anos. Leyo la etiqueta con el nombre.

lunes, 4 de junio de 2018

Marina D'Or ciudad de vacaciones

Quieren iniciar el principio del fin de Marina d’Or. Lo que para algunos es la “ciudad de vacaciones”, para otros es sinónimo de explotación y abusos empresariales. Y por eso empleados y empleadas del complejo turístico se han puesto en marcha para reivindicar sus derechos laborales y denunciar las malas prácticas de la compañía. Con el nombre “¡Al abordaje!”, la campaña creada y difundida en Facebook ha servido de reflejo de las dificultades que afrontan los empleados cada día. Convocada para el 29 de junio, hace un año comenzó a prepararse y, a través de la red social, se recogieron diversas noticias para reivindicar la parte menos visible de este supuesto sitio idílico.

El carácter estacional de los trabajadores contratados en Marina d’Or dificulta la organización de los asalariados. Además, como se indica en el comunicado de la campaña, se suma “la fuerte represión que hay, y el uso del despido, la amenaza y la coacción como métodos para amedrentar frente al intento de movilización”. Por estos motivos comenzaron a planificar ya hace casi un año, tiempo durante el cual han desarrollado diversas acciones de protesta en Oropesa del Mar para hacer visibles las demandas plasmadas en la web. El reparto de propaganda y las pintadas en las instalaciones han sido los principales puntos de actuación para llamar la atención, no solo de los altos cargos, sino también del resto de empleados. La organización de la campaña señala que el objetivo era “que todos y todas sepan que el 29 de junio de 2018 Marina d’Or se bloqueará si no escuchan y aceptan” sus reivindicaciones.

La huelga, que está planteada para ser indefinida y para provocar un paro “como medida de presión” durante los meses de vacaciones —junio, julio y agosto—, ha sido organizada de manera anónima y clandestina para “iniciar una acción sindical autónoma como órgano de decisión”. La principal demanda es que se respete el convenio de cada sector laboral en lugar de establecer el mismo para todos los empleados. Pero también exigen que se supriman las cláusulas adicionales abusivas en el contrato y que se ponga fin a la temporalidad de los trabajos. Además, reclaman que se respete la jornada laboral máxima de 40 horas semanales y que se paguen de manera íntegra las horas extras.

Otros aspectos clave de su reivindicación son el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, el pago de las vacaciones y el cese del control de las trabajadoras y los trabajadores con, por ejemplo, registros a la salida del turno. Para alcanzar los objetivos, la campaña está dirigida a trabajadoras y trabajadores, extrabajadoras y extrabajadores, personas despedidas y clientes.

Pero son muchos los obstáculos a los que se enfrentan a la hora de impulsar la huelga. Los más evidentes, el miedo a las represalias —como la pérdida del puesto de trabajo—, la nula tradición de lucha del sector servicios y la hostelería “debido al corporativismo que existe por la alta temporalidad a la que están sometidos” y la dificultad para organizar a más de mil trabajadores de la plantilla a corto plazo. Ha tratado de contactar con Marina d’Or para conocer su versión, pero no hemos tenido ninguna respuesta.

Las Kellys de Marina d’Or

Después de una habitación, otra. Hasta 14 horas cambiando sábanas, apurando y limpiando los espacios donde los turistas descansan durante sus vacaciones. Sin poder “llevarse un trozo de pan a la boca” por falta de tiempo durante estas largas jornadas de trabajo y controladas a través de cámaras “para asegurarse de que no tienen ningún tipo de distracción”, como teléfonos móviles o charlas con las compañeras. Así describen varias extrabajadoras de Marina d’Or su experiencia laboral como camareras de piso en las instalaciones del complejo. Ahora se las conoce como kellys y las reivindicaciones de colectivos compuestos por las mismas en diversas ciudades de España han tenido una gran repercusión social y mediática. Sin embargo, las profesionales que han trabajado o trabajan en la ‘ciudad de vacaciones’ del empresario Jesús Ger no se han unido para reclamar sus derechos, aunque sus condiciones son, según las antiguas empleadas, indignas.

    Las ocho horas se convertían en más de una ocasión en “10 o 12 horas sin parar, porque no salías hasta que acababas las habitaciones que ellos decían y fregabas todos los pasillos, que eran kilométricos”

Una exempleada de Marina d’Or, recuerda las largas jornadas laborales en el hotel Gran Duque como una pesadilla. Su trabajo era de camarera de piso y, aunque tenía un contrato de media jornada, señala que las ocho horas se convertían en más de una ocasión en “10 o 12 horas sin parar, porque no salías hasta que acababas las habitaciones que ellos decían y fregabas todos los pasillos, que eran kilométricos”. La camarera de piso rememora su primer día de trabajo y la frase con la que comenzó la explotación: “Tienes que hacer x habitaciones y de ahí no te vas hasta que las hagas”.

Indica que podía llegar a limpiar “15 habitaciones o más en un día”. Un trabajo que supone dedicar tu vida al mismo y que la dejaba exhausta. Salía de allí “doblada” y no se podía “ni enderezar”. Estas horas de más no estaban retribuidas: “Las deberían pagar como extra, pero no lo contemplan”, defiende. Sin embargo, tampoco preguntaban a las trabajadoras si querían hacer estas “extras”, ya que eran una imposición. Y a las largas jornadas laborales se sumaban otras obligaciones inhumanas. Según los testigos, estaba prohibida cualquier pausa o descanso que rompiera el ritmo de productividad de la plantilla.

Vigilancia 24 horas

Mirar el móvil se convierte en un acto casi temerario, porque los pasillos tienen ojos. Varias cámaras vigilan todos los rincones del complejo turístico. Antes, incluso en los vestuarios donde el personal se preparaba con sus uniformes. Esta práctica, totalmente ilegal, la terminaron eliminando, según cuentan algunos de los trabajadores entrevistados por este periódico.

    Las cámaras siguen estando por las instalaciones hoteleras del complejo. Los trabajadores son observados y cada uno de los sus movimientos queda registrado

Las cámaras siguen estando por las instalaciones hoteleras del complejo. Los trabajadores son observados y cada uno de los sus movimientos queda registrado. Viven, dicen, una situación de control a la que se suman otras prácticas intimidatorias. Al finalizar sus jornadas laborales, las empleadas de Marina d’Or tienen que pasar obligatoriamente por un registro. Día sí y día también les registran las bolsas, las mochilas e, incluso, los bolsillos, denuncian algunas extrabajadoras. Una de ellas, dice que esta práctica es muy humillante. “A la gente la registraban para entrar y para salir, pero cuando digo que las registraban te digo que era algo impresionante. Parecía que estábamos detenidas o presas”, añade. Un vecino de Oropesa del Mar, el pueblo situado justo al lado del complejo, cuenta que él quería entrar a trabajar como personal de seguridad, pero rechazó la oferta porque sabía que habría tenido que registrar a sus compañeros: “Me dijeron que me iban a pagar 700 euros por ocho horas. No quise aceptar la oferta porque sabía que mi jornada sería mucho más larga y porque tenía que controlar a la plantilla”.

    Contacté con un programa de televisión a través de una red social, pero, como también investigan lo que se comenta en cualquier plataforma sobre el complejo, me castigaron

Esta vigilancia no se limita solo al puesto de trabajo. Algunos la sufren las 24 horas los siete días de la semana. Trabaja en uno de los hoteles desde hace cinco años. La crisis le golpeó fuerte y tuvo que dejar su oficio de carpintero. La explotación comenzó el mismo día en que se adentró en esta ‘ciudad de vacaciones’. El control diario llegaría dos años más tarde. No se trata de una actuación arbitraria, porque la empresa sabe qué personas debe tener custodiadas. “Existe un equipo de seguimiento que observa a aquellos trabajadores que han intentado publicar en alguna ocasión la realidad de Marina d’Or”, denuncia. “En mi caso, contacté con un programa de televisión a través de una red social, pero, como también investigan lo que se comenta en cualquier plataforma sobre el complejo, me castigaron”. Le suspendieron de empleo y sueldo durante dos meses y su libertad se vio restringida. Cada paso que da. Qué bar frecuenta. “Sé que me controlan, pero tanto yo como el resto estamos aquí porque lo necesitamos”, confiesa.

Las ilegalidades no quedan aquí. Existe, según los empleados, un clima de trabajo basado en presiones y en constantes disputas por parte de los encargados o superiores. La excamarera de piso Núria Carque recuerda a su gobernanta como una persona muy autoritaria: “Ponen a la más necesitada económicamente como encargada y se convierte en alguien perverso”, critica. Ella, que decidió dejar su trabajo después de dos temporadas, señala que su superior pasó de ser una buena compañera, con la que todas trabajaban a gusto, a una figura dominante a la que temían.

Este comportamiento por parte de algunos jefes no es un caso aislado. Así lo demuestra la experiencia. Su encargada también era una persona muy temida por parte de las camareras de piso. “El trato con la gobernanta era horrible. Nadie se atrevía a mirarla a la cara”, confiesa. Sus compañeras y ella misma trabajaban bajo la presión de hacerlo todo correcto para evitar represalias y sufrir “broncas desmesuradas”, según relatan.

Un extrabajador de Marina d’Or, sufrió otro tipo de castigo solo por reclamar el sueldo que le correspondía. El que fuera jefe de cocina del complejo durante siete temporadas recuerda que denunció al director del hotel en el que trabajaba porque sus compañeros y él cobraban menos de lo que especificaba el contrato. La respuesta de Marina d’Or fue enviarle a trabajar a Vila-real Palace. Un castigo que comprendió después. Se encontró con el hecho de que “no computaban las horas de ida y de vuelta desde Oropesa hasta Vila-real. Además, solo pagaban la gasolina si esta se compraba en la empresa de Jesús Ger”. Se trata de una represalia bastante común, según el extrabajador. “Si denunciabas alguna práctica, te enviaban a otro sitio y para justificar este cambio decían que tenían que hacer reformas o limpieza, pero siempre era mentira”, añade. Durante estas interrupciones, el extrabajador asegura que despedían a muchas personas y, aunque eran fijos discontinuos, contrataban a gente nueva. “Esta práctica es totalmente ilegal porque has de llamar a la plantilla más antigua; en caso contrario, se trata de un despido improcedente”. De hecho, muchos denunciaron esta irregularidad y la justicia les dio la razón.

    Si te sobraba producto a la hora de cocinar, te metían una multa. Si te faltaba producto, también. Decían que no tenías previsión

Relata también las amenazas que recibía durante toda su jornada laboral. Se les intimidaba con multas que restaban dinero a la nómina. “Si te sobraba producto a la hora de cocinar, te metían una multa. Si te faltaba producto, también. Decían que no tenías previsión”, denuncia. Pero no solo suponían menos sueldo a fin de mes. También, explica, “te podían quitar días de tus vacaciones”. Además, con el fin de satisfacer las demandas de los superiores, tenía que hacer más horas de las que figuraban en el contrato, pero “estas no se cobraban, porque lo atribuyen a que no eres productivo”, lamenta.

Expone que, si no cumples con ciertas medidas, como si no calculas bien las raciones de comida o si no te lavas las manos, “te llega una carta de amonestación y te quitan, por ejemplo, unos 50 euros”, y para una persona que cobra 700 euros, 50 pueden dificultar su situación. También ha criticado que la prevención de riesgos laborales es prácticamente nula y que los medios técnicos son mínimos. “El material para trabajar es escaso”, apunta, y añade que “si, por ejemplo, tienes que mover un armario y tiene las ruedas oxidadas, te daña los riñones, pero lo tienes que hacer”.

DE LA BAJA A LA CALLE

“Si te dabas de baja, te tiraban a la calle”, recuerda que fue testigo del caso de un compañero que tuvo un accidente y, ese mismo día, le dieron la baja —lo que requiere tiempo— y le denegaron la entrada en las habitaciones de los apartamentos destinados a los trabajadores. En gran parte de las ocasiones eran despedidos y, si tenían suerte, volvían “antes de 15 días”.

“La autoridad laboral no tiene ningún sentido allí”, aunque destaca que algunos superiores también se han encontrado en una situación parecida. En la actualidad, asegura que la gestión de las bajas médicas ha mejorado. En su caso, sufrió un lumbago en julio. Recibió atención en el centro médico y le pagaron por su baja. Pero reconoce que no pueden quejarse, porque si lo haces, te despiden.
Manipulación psicológica

Falsas promesas. Lugares de trabajo de ensueño. La forma en la que Marina d’Or contacta con sus futuros trabajadores es bastante parecida a sus anuncios televisivos. Todo son ventajas dentro de la ‘ciudad de vacaciones’. Pero, a la hora de la verdad, el sueño se convierte en pesadilla, como en el caso. Una de las personas encargadas de contratación de la empresa le prometió un sueldo digno, incentivos, un horario aceptable y todos los medios para trasladarse desde donde residía, Barcelona, hasta el complejo turístico. Eclipsado por las condiciones y las facilidades que le aseguró aquella voz detrás del teléfono, dejó su trabajo y se marchó a Orpesa del Mar. No obstante, el puesto de trabajo que le habían prometido como segundo jefe de cocina se convirtió en jefe de partida sobre el papel y los incentivos prometidos no se plasmaron en el documento contractual, que se vio obligado a firmar, porque ya había dejado su antiguo trabajo en Barcelona. “No me dieron ni la ropa ni el calzado siquiera”, denuncia.

Un caso similar le ocurrió a también extrabajadora. Después de una entrevista laboral, le ofrecieron llevar una de las tiendas más exclusivas de Marina d’Or, por “1.200 euros al mes y un porcentaje de un 3% por ventas”, concreta. Unos días antes de empezar, fue a Recursos Humanos para que le dieran las credenciales y firmar el contrato. “No presté mucha atención en ese momento, pero sí es cierto que dejaron que me quedara la copia del trabajador”, recuerda.

    Mi nómina pasaba a ser de 700 euros y desaparecía el porcentaje del 3%, porque era solo dependienta

Después de 12 días de trabajo intenso, le comunicaron que tenía que firmar el contrato. Se sorprendió porque ya lo había hecho. Sin embargo, acudió donde le habían indicado. “La chica que estaba allí tenía los documentos cogidos con el dedo gordo a modo de pinza y quería ir muy rápido”, detalla. Se le comunicó que sus condiciones habían cambiado y, por tanto, tenía que firmar el contrato definitivo. “Mi nómina pasaba a ser de 700 euros y desaparecía el porcentaje del 3%, porque era solo dependienta”, relata. Aunque reclamó el sueldo correspondiente a los 12 días trabajados, no los ha cobrado, ya que, supuestamente, nunca ha firmado ningún contrato con Marina d’Or. Casi segura de que no había sido la primera en sufrir una situación de este tipo, inició el desmantelamiento del complejo.

Denuncias DE LAS TRABAJADORAS

Cansadas de callar y aguantar, quieren impedir que otras personas pasen por el mismo infierno. Y con rabia e indignación por cómo han sido tratadas, las extrabajadoras de Marina d’Or han encontrado en las redes sociales una herramienta para combatir las condiciones laborales de la empresa para la que trabajaron días, semanas, meses o años. Se han unido todas las personas que han conocido la realidad de Marina d’Or. De hecho, este es el nombre del grupo creado en la red social Facebook, y en el que se pone de relieve cómo funciona y cómo es el trabajo en el complejo turístico castellonense.

La impulsora de este grupo fue Y pronto sufrió las consecuencias de no querer resignarse.

A la administradora del grupo “La realidad de Marina d’Or” la han demandado en más de una ocasión con el objetivo de que cierre la plataforma digital y así silenciar las denuncias públicas de los exempleados. “Lo han intentado por todas las vías. Como en Castellón no se admitió a trámite, lo demandaron por la vía penal, porque ellos me responsabilizan de todos los comentarios”. Sin embargo, nunca estuvo sola. “Entre todos los miembros del grupo iniciaron una campaña de crowdfunding y la gente comenzó a colaborar económicamente, para que pudiera pagar un abogado”, celebra.

No fue la única demandada por Marina d’Or. Carque también recibió un día la citación de la mano de dos policías. Su denuncia, a diferencia de la relatada anteriormente, era por un único comentario en el grupo. “Fue por una publicación en Facebook para ayudar, porque me hirvió la sangre al ver que le pedían hasta dos años de prisión”, explica. En el comentario habló de otros temas, como el negocio de la cocaína, vinculándolo al complejo turístico a raíz de una vivencia que le había comentado una tercera persona.

El día de su juicio recibió el apoyo de compañeras y compañeros que fueron con pancartas y estuvieron presentes cuando apareció el abogado de Jesús Ger. Sin embargo, el empresario no acudió. Por este motivo, a pesar de la gravedad de la acusación —calumnias—, Carque fue absuelta por la ausencia de Ger. Recuerda la actitud del abogado del dueño de Marina d’Or como prepotente y con la intención de conseguir sus objetivos como fuera. “El chico fue detrás de la mesa para decirle a la juez lo que tenía que hacer, como no se había presentado el denunciante no se podía hacer nada”, señala.
Medios de comunicación al servicio de Marina d’Or

Los trabajadores se sienten silenciados y despreciados por los medios de comunicación. No es necesario indagar mucho para comprobar que estas denuncias no han tenido repercusión mediática, como tampoco las quejas de los trabajadores y extrabajadores. Marina d’Or nunca sale en los medios de comunicación por la explotación o las demandas de los empleados, sino por los diferentes eventos que se organizan en sus instalaciones. Por este motivo, a excepción de aquellas personas que quieran indagar en redes sociales, que conocen las condiciones laborales de familiares o amigos que las han padecido en el complejo turístico, la imagen que tiene la ciudadanía de Marina d’Or dista de la realidad.

El reportaje que preparó Equipo de investigación, de La Sexta, sobre ‘la ciudad de las vacaciones’ fue un halo de esperanza para los extrabajadores. Sin embargo, el resultado no les satisfizo, ya que consideraron que era superficial y no retrataba toda la realidad. “Después de dos horas de entrevista y de dos años esperando que lo emitieran, cuando lo sacaron fue indignante. Parecía que le estaban haciendo propaganda a Ger”, lamenta. Además, este reportaje actualmente no se puede visualizar entero en la red, “una razón más para comprobar cómo funciona el tema”, subraya. Denuncia que no salió, por ejemplo, “el comedor de personal con basureros” o “lo que nosotros llamamos las ‘catacumbas’, los pasillos que hay bajo los hoteles y que son deplorables”.

La calidad de los productos tampoco siempre correspondía con lo que Marina d’Or anunciaba en sus carteles y anuncios televisivos. “En un tres estrellas las camareras del hotel frotaban las ollas en el suelo, porque no había fregaderos ni ningún sitio”, describe sobre su experiencia en la cocina, en la que pasó muchas horas. Sin embargo, a pesar de las condiciones, no había represalias para Marina d’Or porque “Sanidad avisaba de cuando iba. Estaba todo pactado para que cuando llegaran todo estuviera correcto”, explica. Los jefes avisaban a los empleados para que cuando viniera la inspección todos los establecimientos la pudieran pasar sin ningún problema. “Lo que no entendía nadie es cómo no estaba cerrada la mitad del complejo turístico”, dice el trabajador.
Sindicatos del poder

Con las inspecciones controladas, otra vía para reclamar unas condiciones dignas son los sindicatos. Pero “el comité de empresa nunca salió”, lamenta. El extrabajador comenta que, cuando preguntó por el mismo, le informaron de que en el supuesto comité también estaba la hermana de Jesús Ger. “Eso no podía ser, pero como estaba en nómina, pues la metieron dentro”, denuncia. Por ello, algunas de las trabajadoras y trabajadores que han visto que no cuentan con una defensa sindical han optado por unirse y reclamar sus derechos.

Marina d’Or reúne, de acuerdo con las experiencias de los trabajadores, muchos factores que pueden desencadenar una huelga, como el incumplimiento de las jornadas laborales, la explotación o los bajos sueldos. Solo queda ver si el insomnio de quienes trabajan en el complejo turístico es suficiente para que no dejen dormir a quien mantiene su precariedad.

Esto va dirigido a la gente que vive en el centro de la península y no tiene playa. Si queréis playa en verano, id a cualquier sitio, menos a Marina d´Or. Si pierdes 5 minutos buscando encontrarás mejores ofertas en cualquier población levantina.

Todos los que conozco que han trabajado en Marina d'Or han huído de allí a la mínima. Era lo más parecido a la exclavitud. Lo sé, fallo mío. Hoy debe ser el dia de la RAE  tienes alarmas para ciertas etiquetas ehhh con esta noticia te habrá rebentado "el gmail" Que guay! Mira, al final el niño de los cojones tenía razón   Marina d'Or, es un error toda ella. Para empezar nunca debió construirse porque se vulneraron todas las leyes medioambientales y urbanísticas.

Pues lo mismo por lo que existe toda la linea de apartamentos de la Manga, o practicamente todo el Levante, el paleto español solo puede disfrutar de las vacaciones si su apartamento se situa en primera linea de playa. Despues se van a alguna zona costera de Croacia, Portugal o Italia y remarcan lo bonito y bien conservado que está aquello... Lo que me sorprende es que aún exista ese engendro y esté en funcionamiento. Vaya sorpresa... ¿Quien hubiera imaginado que un macrocomplejo turístico parque temático pelotazo de amigotes iba a terminar en explotación de los trabajadores? Qué guay! Oh wait! Conozco a mucha gente que ha trabajado allí y siempre se refieren a ella como #MarinaHorror. Doy fe que es mierda pura. Es como vivir en un amago de parque de atracciones-urbanización con megafonía que pone música chunga por calles despobladas y por las noches hay cabalgatas de gente disfrazada. De verdad que parece una realidad paralela. Y el mar... Puf... Estuve haciendo esnorkel y ahí abajo apenas hay vida. Como en tierra, un erial.

Juer con el texto: ...la campaña está dirigida a trabajadoras y trabajadores, extrabajadoras y extrabajadores, personas despedidas y clientes. Tanta tontería de desdoblar el genero de los cojones... y se han dejado a las clientas A los personos también  Hasta que PDRSNCHZ nos ponga a todos una paguica de 3000 a la semana, esta "cosa" es lo más parecido que muchas familias de clase media pueden permitirse, y que les permita el sueño de unas vacaciones de en-idem. Los que no quieran trabajar ahí, lo tienen fácil: que busquen en otro lado. O que se hagan touroperadores autónomos y se hagan ricos en 10 minutos. Que así les queda luego todo el día para seguir quejándose. Ahora vuelve a leer la noticia pero pensando que es en Venezuela. Imposible. Hay un calzador tan grande que me impide su cómoda lectura. ¿Será tuyo? No has trabajao en tu puta vida, Hulio  Ahimásdao. Soy un empresaurio xplotador de tiernos obreros. Me los zampo de 3 en tres para desayunar. Marina d'or ciudad de explotacion.Digame. Si fuera solo Marina d'Or...  País de explotaciones es España completa. A los que no hayáis o no estéis siendo explotados... los que vamos a morir os saludamos


sábado, 19 de mayo de 2018

El contenido del mueble bar

No le tendríamos que haber dejado entrar al pais, no viene a nada bueno. No me extraña... Yo cuando salgo sin los crios para ir a tomar algo, no veas si te da por culo que esten los crios de otro incordiando. Te vas para relajarte un poco de los tuyos y no tiene ni puta gracia aguantar a los demas.

P'a lo que echan, verla gratis me parece caro quizás en las cárceles de cuba las lleva la cadena Riu de hoteles Tampoco me ha pasado eso en los hoteles a los que he ido, pero sí el que si mueves algo del mueble bar te lo cobran como si lo hubieras consumido, a pesar de que puede comprobarse que todo sigue en su lugar.

¿Que significa Paraiso andaluz? ¿Es otra forma de decir: % de paro?  Seguro. Yo tengo un HTC Tattoo, telefono que obligan a contratar tarifa de datos con Movistar y Vodafone (creo) y no tengo tarifa de datos. ¿Algún problema?

Pero para mi ha sido mas facil. Estaba acostumbrado a ocuparme yo solo de los negocios. Tu no solo perdiste a tu marido, sino tambien a tu companero le volvio la mano y clavo la mirada en su palma, tengo que reconocer que hubo un tiempo en el que habria disfrutado quedandome con lo mejor que tenia alzo la mirada Pero como competidor en una pelea justa. Jamas os he deseado ningun dano.

se le acerco rapidamente mientras bajaba los ultimos escalones con cierta timidez. Entro con indecision, blandiendo la libreta que le habia prestado hacia un momento. contuvo una sonrisa. En fin, como habras adivinado, quiero darle un giro a la empresa. Creia que era porque te habia impresionado gratamente la pelicula que vamos a hacer bromeo. Me encantaria respondio a la invitacion de «Si por lo menos no se enterara B. S.», penso con panico. Era improbable que B. S. no se enterara, porque la rapidez con que en Malaga se propagaban los rumores rayaba en la telepatia.

Se sintio irritado consigo mismo. siempre se habia enorgullecido de su firme resolucion. Los agentes de la comisaria decian que era un sabueso, porque en cuanto captaba un olor, no lo abandonaba. Pero  no cesaba de lanzarle mensajes equivocos.

viernes, 20 de abril de 2018

Estancias cortas en un hotel

No, el titular es sensacionalista o erróneo.  es el hangar de playmobil? sí, aquí es. A Asturias no creo que tenga cojones de venir. Cobrar un depósito por el mando a distancia, por favor, qué cutrerismo...

El unico canal bueno que tienen en los hoteles es el porno,y ese siempre ha sido de pago. Esto es simplemente indignante, ¿Cómo es posible que mercenarios de Mubarak actuen tan impunemente contra la población civil sin que la ONU se les eche encima?

Hostal Abrevadero, coñe eso está en mi calle, Vilà i Vilà Joder, dejadles a los pobrecillos de la cadena de hoteles en Malaga... No veis que ellos estan cansados de visitar Miami cuando van a ver sus parientes. Y claro, alli van a hoteles de  estrellas. Ahora como paga el Estado, que por pedir no quede.

¿Prefieres que no te cuente nada?me espeto Entonces, de repente, dejo de hablar con la chica. Hoy estamos como casados replico, y comenzo a desnudarla como a una nina pequena. Dejo correr el agua en la banera, miro en torno suyo y al ver un frasco de esencia de espliego, echo un poco dentro. Luego cogio una esponja y un cepillo, puso a cuidadosamente en el calido bano y comenzo a lavarla. En algunos lugares, la sangre estaba tan coagulada sobre la piel que se resistia a salir., serio y carinoso, siguio limpiandola.

¿Porque los ovulos no eran mios?pregunto con genuina sorpresa. Se echo a reir con alivio Dios, no. Veo a la donante como uno mas de los miles de tecnicos que me ayudaron a tenerlos. Son mios y estoy totalmente apegada a ellos y el hecho de que a veces lamente haberme convertido en madre no tiene nada que ver.  No lo diras en serio. estaba esperando a su madre en el Starbucks de la terminal, tal como habian quedado, y echaron a correr para coger el avion. Llegaron por los pelos. En el mismo momento en el que se dejaban caer en los asientos, sono el movil de. Como todavia no habian pedido que apagasen los aparatos, respondio y se quedo sorprendida al oir la voz de al otro lado del telefono.

domingo, 11 de marzo de 2018

Telefono e Internet en el hotel

Nosotros que hemos pedido tanta libertad y ahora no hacemos más que recortársela a los demás, porque eso si, a mi y a mis niños que no nos toquen ni un pelo. Recuerdo lo que costó hacer los colegios mixtos, que si todos iguales, que si eso les enseña a convivir, y lo veo como un acierto, y ahora pretendemos que haya separaciones en todo, entre niños y adultos, luego volveremos a lo de que los niños con los niños, y las niñas con las niñas.

¿Para cuándo aviones sin niños? Joder qué paliza me dieron este Sábado... Mira:  Una cosa es reclamar un derecho humano basico. Y otra muy diferente es exigir comodidades. Esto no tiene ninguna justificacion.

Vale, PPV de acuerdo. Y efectivamente, la comparación del teléfono es perfecta. Con la ventaja que ahora el hotel no ofrece en régimen de monopolio ni el teléfono (hay móviles) ni el internet. Si a alguien le molesta pagar € por una hora de WiFi (e incluso más) tiene por menos de € al mes la opción de una tarjeta G que incluso hay operadores que la ofrecen a € al día (por días).

No respondio el con alarma ¡En absoluto! ¡Dios! exclamo entre jadeos Que no acabe nunca,. Que no acabe nunca. Bueno, esta claro que tienes que hacer una visita a Summa mientras Je sigue atrapado en Bellevue Si, si puedo. Me voy a casa. miraba a con odio. Aunque solo fuera cierta la mitad de lo que habia oido decir sobre sus actividades criminales, ese hombre debia ser ejecutado. A no le habia gustado nada su forma de entrar, como si fuera el propietario del lugar, engreido e irrespetuoso con Eso quisiera saber yo. La unica persona a la que se lo deje prestado fue a su tia. Yo fui su doncella durante un tiempo. Se volvio de nuevo hacia la ventana.

¿Y si conozco a una chica en la playa y no se que es una clienta?

domingo, 18 de febrero de 2018

Hoteles y numero de empleados

¿Con hoteles no hay paro? Pues habra que poner unos cuantos en España. Dejarán un cristianorronaldo en la economía madrileña. hay bares en los q se prohiben los celulares, si te gusta hablar con tu celular no vas porque va gente q no le gusta el ruido.

Pero que tontería de condena, quien se queda a ver la tele cuando está en un hotel? Es que les habría jodido más que les hubieran escondido Pués ya que el PP parece estar detrás de esta locuacidad, por qué no los acogen en Génova ? Quienes permiten que la cadena de hoteles en Malaga siga asi... se estan luciendo. Cada vez que leo algo asi me pregunto si hay algun individuo pensante en el govierno. Una imagen de la zona ya explotada. Como se aprecia en la imágenes, todo son hoteles de más de  pisos de altura.

Me encanto tu libro. Se lo regale a mi madre para su cumpleanos. Le gustan mucho los relatos. no podia creer lo corriente que era: su nombre, el aspecto de chico playero, su agradable personalidad. Pero su numero habia sido extraordinario. Pues si. Habia pedido cita la semana pasada. Vas y a las dos horas ya te puedes ir a casa. Es como una visita al dentista. Un momento despues se quedo boquiabierta. La habitacion en la que acababa de entrar tenia al menos nueve metros de altura.

La pared exterior era curva y estaba formada por puertas plegadizas de cristal que daban a una galeria, mientras que las otras estaban pintadas de un delicado verde “Nilo” que parecia un reflejo del agua del exterior. En el centro de la habitacion, de cara al mar habia un conjunto de sofas en ante beis dispuestos alrededor de una mesa baja de madera maciza. En la pared de atras habia tres enormes cuadros, de dos por dos metros cada uno, con pinturas abstractas de fuerte colorido: en uno predominaba el violeta oscuro; en otro, el rosa fuerte y en el tercero, el rojo intenso.

En un rincon habia un piano de media cola el hecho de que pareciera pequeno indicaba lo enorme que era la estancia. En la pared mas alejada de la puerta habia una gran chimenea, flanqueada por una ordenada pila de lena que llegaba hasta el techo y por unas estanterias que albergaban una extensa seleccion de libros, desde gruesos y lujosos volumenes sobre arte hasta una coleccion de manoseadas novelas de aeropuerto.

jueves, 18 de enero de 2018

Cambios de turnos en el hotel

comentario que, parece ser, ha pasado despercibido dice lo siguiente: El Confidente El Consejo Superior de Investigaciones Científicas paraliza pagos para poder abonar los sueldos –  El contrato social. Jean-Jacques Rousseau . El control debería estar determinado por el trabajo que se realiza, no por el simple hecho de tener un papel que lo diga.

copago impulsa la inflación El copropietario figura en el sumario del caso Unión implicado en el cobro de comisiones ilegales del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), cuyo líder histórico, Dimas Martín, dirigía una "asociación ilícita para delinquir" desde la cárcel de Tahíche, El Correo El Corte Inglés, La Tiranía

El Corte Inglés, Otro mundo. El Dario este me tiene super perdido, igual te hace una locura de estas que te hace una cena de puta madre, lo tiene to el jodio El de Cándido no tiene la corona encima de las letras "Rolex". El depurado estilo de la actriz es, según ha reconocido ella misma, todo mérito de su prometido Justin Timberlake.

Pero su verdadero deseo era pilotar su propio avion. Oh,. ¿Que pasa? pregunto.  ¿Esta usted bien? ¿Vamos a buscarla?sugirio  No soy capaz de seguir esperando. Y Uri, quien conocia a Mike mejor que nadie, habia caido bajo el hechizo y decidido que queria ligar su futuro a esa estrella. Quiza solo era angustia aquello que sentia y el temor, instalado en su conciencia como en la de cualquiera, se habia personado simplemente por el hecho de estar atravesando un pasillo tan sombrio. Si, angustia. Solo era eso. La gobernanta acerco el farolillo a su cara y siguio andando con paso decidido, atravesando las motas de polvo que se veian en el haz de luz que emitia la vela.

Oiga, los martes siempre hay bacalao a la mediterranea. Ha sido asi desde que estoy aqui. Ah respondi. La puerta de la estacion de bomberos estaba abierta de par en par y el flamante camion estaba rodeado de pares de botas con los pantalones bajados alrededor de los tobillos, como si el lugar, encantado, estuviera habitado por fantasmas salaces. Habia hombres musculosos por todas partes, caminando, fumando o apoyados en las paredes, y uno de estos ultimos era Delta. Lo vi antes que el a mi y lo primero que pense fue que no iba a creerse que era un encuentro casual. Ni siquiera yo lo creia.