jueves, 15 de noviembre de 2018

Rodaje de peliculas en el hotel

la balanza fiscal de mi madre que paga mucho mas de lo que se gasta el estado en ella??? pues logicamente, los que mas tienen, mas pagan; y proporcionalmente, menos reciben; aqui, en londres, paris, roma, madrid o NY. a llorar a otra parte. Cualquier cosa relacionada con él no pierde la ocasion de desacreditar.

haya estado en Cuba sabe que Internet los cubanos ni lo huelen Cualquiera que se haya dado un paseo por el Albayzín sabe que la ciudad de Granada cuida mucho la imagen del centro, pero los parajes de la Alhambra y el barrio enfrente en muchos casos sufren una dejadez increíble (de hecho la UNESCO tuvo que dar un toque de atención).

Menos mal que está la asociación de vecinos que demuestra como los ciudadanos pueden hacer más que las instituciones. Cuando el río suena, agua suele llevar. Cuando empecé a verla el doblaje me dejó de piedra, me pareció horrible, sin más. Recientemente lo he vuelto a intentar y más de lo mismo.

abrio la puerta, y el sol y la brisa del desierto entraron en la habitacion. Tenia sus huellas dactilares. No tenia nada mas que hacer alli. Se marcharia en el proximo avion.
Lo haredijo oyendo el ruido de los ninos al otro lado del telefono. ¿Por que? la agarro por los codos y la miro con perplejidad. Quiso decir «madurar», pero no se atrevio. El primer dia que paso en Malaga, una bailarina coreana le contagio una enfermedad venerea poco grave, de la que curo en cuatro semanas, pero desde entonces sentia la nerviosa sensacion de tener constantemente las manos sucias. Cuando se sento nuevamente en el banco de piedra se sintio algo mejor, lo que le permitio pensar.

Porque alguien debe detener a esa mujer antes de que contrate a otra persona para volver a intentarlodijo con tono reivindicativo. la abrazo y percibio instintivamente la lucha interior por la que estaba pasando. Se ha ido. Le he dicho que se quedara, pero ha pasado de mi olimpicamente. ¿He metido la pata? ¿Estas prometida? Que graciosodijo ella, admirada ¿Que te hace pensar que te estoy ocultando algo? El hombre rio.

domingo, 14 de octubre de 2018

Conclusiones sobre estancia en hotel

Me da la impresión de que te has equivocado, o al menos no entiendo bien la relación en la cita. De todas formas tienes razón, si alguien estuviera en una isla desierta con  personas más, es muy posible que para sobrevivir no pueda ser tan indulgente como para decir que a una o dos de las otras, no les habla porque son "malas".

Eso no quiere decir que lo que ocurre a nivel internacional sea menos triste y que parezca hipócrita cuando el mundo occidental se une contra algún régimen tirano.  Positivo para ti. yo tengo una G "española" y me da M de descarga que no me dan muchas ADSL.  Noooo! Nunca te pongas del lado de Satán.   Humillado? Frustrado? Jajaja Ahí están los comentarios de cada uno, y todo el mundo puede sacar sus conclusiones Relee  y  aprende y disfruta tus OWNED.

Pero se habia separado de su madre casi por completo. no dejaba de preguntarse si en el futuro salvarian el abismo que las separaba. En aquellos momentos, solo le era util a su hija para presentarle estrellas de cine, y eso le causaba un dolor insoportable. Se sentia como si hubiera perdido una pierna o un brazo. Por otro lado, era consciente de que para tambien debia de ser doloroso. No sabia como hablar de ello con ella y aunque consideraba que tenia que darle tiempo, no estaba segura de que esa fuera la solucion.
Vayamos paso a pasopropuso. Podemos empezar haciendo una oferta.

vine aqui no solo para descubrir quien habia asesinado a Nina, sino tambien a descubrir quienes era sus padres biologicos. Se lo debo. Id a dar un paseito si quereis, freire algo para el desayuno mientras tantopropuso, pasandole la taza a Al fondo del jardin encontrareis un sendero que baja hasta la cala. No es privada pero es como si lo fuera, porque poca gente se molesta en subir a lo alto de la pena para volver a bajar. Todo el mundo prefiere ir a la playa grande, donde hay lavabos publicos y puestos de patatas fritas. Podeis rodear las rocas con la marea baja, pero procurad no quedaros aislados porque en ese caso tendriais que volver por el camino mas largo. ¿No tiene usted nombre y apellidos? inquirio ella Impaciente.

sábado, 22 de septiembre de 2018

Puestos de trabajo en un hotel

Los vecinos de Campos quieren el hotel ya que se van a crear puestos de trabajo, pero por propia experiencia puedo decir que el director, subdirector, todos los jefes departamentales y la mayoría de supervisores de los departamentos los va a traer la cadena de otros hoteles.

Luego seguramente harán una jornada de entrevistas en algún hotel de Palma para acabar de reclutar a la otra gente y si es un hotel de "cierto lujo" se suele contratar a bastantes practicantes, pagándoles una miseria. eso sería empezar a doblar el lomo para aceptar las sodomizaciones a doquier. Y yo como que paso.  Pues como no. No es lo mismo el G español (que viene a ser un modem de k) que una conexion wifi medio mala.

Con la diferencia de que las hormigas, cuando se aplican a construir un lugar, no consideran el sexo y solo se dedican a sus deberes para con el Estado, mientras que los hombres vivimos prisioneros del sexo, esclavos de las canciones inmortales que nos hace entonar, de las lagrimas que nos arranca y de las danzas grotescas en que nos enreda, para volver a separarnos nuevamente. Lo siento, pero yo no tengo ningun papel en las negociaciones. Estoy aqui para repartir folletos. Llamala. Uno dorado, con el dibujo de una mujer y un faroexplico Hernando El mozo fue a cogerlo cuando se le apago la lampara.

en la breve existencia de los seres, Gracias. la miro conmovido La verdad es que no estoy preocupado por mi, sino por mi madre. No lo lleva nada bien.Hizo una pausa ¿Como lo supero tu padre? dijo al sexto dia—, tu no sabes a que cielo he renunciado por ti. Sabia lo que iba a suceder: los huespedes abandonarian la sala en medio de la funcion, dejandolo mal a el, a las maestras, a las ninas y a toda la Nueva Vida. Palido y suplicante, volvio a murmurar algo al oido de la maestra. No habia terminado aun cuando observo que y su mujer, con una avidez ofensiva, se abrian paso hacia la salida a traves de las filas de sillas.

miércoles, 15 de agosto de 2018

La experiencia de los trabajadores

Con Carmen, del Guadalquivir al Ródano Con cinco millones de parados pueden encontrar gente con experiencia a la que hayan echado de otros hoteles y que tenga obligaciones suficientes como para tener que aceptar . euros. Y una vez tienes a ó con experiencia, a los otros se les enseña.

Que, sin querer despreciar los empleos de los que trabajan en un hotel, tampoco es lo mismo que reemplazar a un neurocirujano. con dos coj nes, si señor!!! Con el argumento que el hotel cuenta con las páginas de reclamaciones obligatorias (¿alguien sabe dónde acaban o el camino que sigue una queja una vez escrita y firmada allí?

Con el cuento de que es mejor que nada acabaremos trabajando por un plato de lentejas  Con el respeto de las personas que por motivos de economía tienen que vivir en esos miniespacios, por supuesto. Con ese argumento puedes justificar cualquier barbaridad.

¿Estas bien?le pregunto. Miro por la ventana, sin distinguir nada. Luego se tendio en la cama para pensar, tratando de no arrugarse el vestido. El actor se dejo caer en el sofa y encendio la television. Estaba loco, pero al mismo tiempo resultaba fascinante. Con aquellos ojos tan azules y el cabello tan negro, parecia un irlandes excentrico. Balanceaba los pies repantigado en el sofa mientras buscaba en el TiVo dos de sus programas favoritos. Parecia un hombre nervioso y divertido. Solo con verle, a le entraba la risa. Habia puesto cara de pocos amigos, pero en sus ojos se adivinaba una expresion divertida.

Problemasrespondio, que se apresuro a entrar, y cerro la puerta Otra vez la cocina. Las langostas no llegaron en el vuelo de esta manana y el caviar que trajeron no es Beluga. Para colmo alguien se olvido de guardar el foie gras, asi que se ha estropeado. Maurice esta que se sube por las paredes. Dejemos las cosas claras. No me quitaria la camiseta para ustedes ni aunque estuviera muriendome de hambre. Llevala a su habitacion dijo.

lunes, 16 de julio de 2018

Estudios sobre ocupacion de hoteles

Por Dios que alguien pare esto.. Que raro, benidorm y sucio en la misma noticia. Es que si fuesen partidarios reales de Mubarak habrían estado en las calles desde el primer día y no después de unos cuántos días, seguramente recibiendo instrucción especial, armados hasta las trancas y perfectamente organizados para provocar el enfrentamiento.

Estudio patrocinado por EsperanzaAguirreInvest en colaboración con EM - Delegación de turismo. La verdad, no sé donde ha estado este pobre hombre, o mujer. Pagamos varias veces por lo mismo: Ya va siendo hora de ilegalizar algun que otro partido, no? Yo lo veo bastante simple: los que no soportamos la contaminación acústica que provocan los niños maleducados tenemos derecho a disponer de locales donde podamos estar tranquilos. Los que quieran salir con niños que vayan a otros en los que se permita su entrada. Y todos contentos.

esa es mi desgracia anadio. Lo decia de corazon. Era quien le habia dado la oportunidad tanto para su primera como para su segunda pelicula. Se acerco a el y le dio un beso en la mejilla. Despues, volvio donde estaban y su familia. Las chicas estaban llorando y sus tres hijos la abrazaron. la beso en los labios con fuerza. Estaba guapisimo, henchido de orgullo. No respondio con vacilacion La verdad es que no. No quiero casarme con nadie. No creo en el matrimonio.

La joven habia memorizado las basilicas mas importantes de la ciudad y sabia perfectamente que vias conducian a ellas. Su prodigiosa memoria, ademas, habia retenido con esmero la disposicion y tematica de los frescos de la Capilla Sixtina, de tal manera que podia hacer una descripcion exhaustiva y creible de la composicion. Un sensual joven de hermoso trasero paso cargado con toallas.

Al fin, puso cara de verdadera preocupacion y casi me senti mal por el, que no se daba cuenta de la ironia. Comprendia que el vacio que sentia tras la frente, aquel silencio donde antes se habia producido una febril elaboracion mental, era algo poco comun, algo inexplicable. No he sentido esto con nadie mas dijo de pronto, mirandola Contigo me siento seguro y feliz. Siento que deseo estar contigo, simplemente. No me presionas, no me exiges, no No esperas nada.

lunes, 18 de junio de 2018

Hotel pequeno o macro hotel

Acabo de volver de Sa Ràpita. La protesta de esta mañana ha sido impresionante! El movimiento ecologista en Mallorca ha demostrado que está en forma. Será capaz de impedir la construcción de ese macrohotel, y de salvar un entorno por el que ya tuvo que luchar hace tres décadas.  media

el ladrillo ataca de nuevo, es que NO aprendemos¡ El Tribunal Supremo ha determinado en más de una decena de resoluciones que la distribución de la señal de televisión en esta clase de instalaciones es un acto de comunicación pública de las obras audiovisuales...

Los hoteles deben estar orgullosos con la acogida. Chiste fácil y malo de las . h. Mubarak cubriéndose de gloria. Espero que cuando lo echen a patadas se le juzgue como es debido (por desgracia me da que no pasará).

Eh, Spencerdijo Esta se ha muerto. Es una vision muy cinica. parecia ofendida por el diagnostico de. El senor Websdale y yo nos adoramos hasta el dia en que exhalo su ultimo suspiro. Como siempre que trataba de demostrar que China adelantaba a grandes pasos, estaba muy excitado. En el existia una notable mezcla de sentimientos: desprecio por los ignorantes pueblos barbaros de otras partes de la tierra, odio a los intrusos que exprimian dinero y sudor al pais, amarga vergüenza por las debilidades nacionales de sus propios compatriotas, y admiracion por los arrogantes. Una extrana mezcla que coloreaba por doquier el trafico entre orientales y occidentales.

Esta vez no lo conseguira. A menos que acudas tu a su rescate. ¿Y como se llama el invento? El antiguo propietario de estas tierras quiso crear un refugio para gente que buscara la paz, pero era un filantropo y le preocupaba que The Grove solo fuera accesible a gente adinerada. Por consiguiente, establecio una especie de loteria aleatoria. Hubo un precipitado intercambio de miradas complices. alzo una ceja y miro uno por uno a los presentes. Una de las doncellas se inspeccionaba las unas nerviosamente, decidida a callar. la observo con atencion. Era muy joven y guapa. No aparentaba mucho mas de catorce anos. Leyo la etiqueta con el nombre.

lunes, 4 de junio de 2018

Marina D'Or ciudad de vacaciones

Quieren iniciar el principio del fin de Marina d’Or. Lo que para algunos es la “ciudad de vacaciones”, para otros es sinónimo de explotación y abusos empresariales. Y por eso empleados y empleadas del complejo turístico se han puesto en marcha para reivindicar sus derechos laborales y denunciar las malas prácticas de la compañía. Con el nombre “¡Al abordaje!”, la campaña creada y difundida en Facebook ha servido de reflejo de las dificultades que afrontan los empleados cada día. Convocada para el 29 de junio, hace un año comenzó a prepararse y, a través de la red social, se recogieron diversas noticias para reivindicar la parte menos visible de este supuesto sitio idílico.

El carácter estacional de los trabajadores contratados en Marina d’Or dificulta la organización de los asalariados. Además, como se indica en el comunicado de la campaña, se suma “la fuerte represión que hay, y el uso del despido, la amenaza y la coacción como métodos para amedrentar frente al intento de movilización”. Por estos motivos comenzaron a planificar ya hace casi un año, tiempo durante el cual han desarrollado diversas acciones de protesta en Oropesa del Mar para hacer visibles las demandas plasmadas en la web. El reparto de propaganda y las pintadas en las instalaciones han sido los principales puntos de actuación para llamar la atención, no solo de los altos cargos, sino también del resto de empleados. La organización de la campaña señala que el objetivo era “que todos y todas sepan que el 29 de junio de 2018 Marina d’Or se bloqueará si no escuchan y aceptan” sus reivindicaciones.

La huelga, que está planteada para ser indefinida y para provocar un paro “como medida de presión” durante los meses de vacaciones —junio, julio y agosto—, ha sido organizada de manera anónima y clandestina para “iniciar una acción sindical autónoma como órgano de decisión”. La principal demanda es que se respete el convenio de cada sector laboral en lugar de establecer el mismo para todos los empleados. Pero también exigen que se supriman las cláusulas adicionales abusivas en el contrato y que se ponga fin a la temporalidad de los trabajos. Además, reclaman que se respete la jornada laboral máxima de 40 horas semanales y que se paguen de manera íntegra las horas extras.

Otros aspectos clave de su reivindicación son el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, el pago de las vacaciones y el cese del control de las trabajadoras y los trabajadores con, por ejemplo, registros a la salida del turno. Para alcanzar los objetivos, la campaña está dirigida a trabajadoras y trabajadores, extrabajadoras y extrabajadores, personas despedidas y clientes.

Pero son muchos los obstáculos a los que se enfrentan a la hora de impulsar la huelga. Los más evidentes, el miedo a las represalias —como la pérdida del puesto de trabajo—, la nula tradición de lucha del sector servicios y la hostelería “debido al corporativismo que existe por la alta temporalidad a la que están sometidos” y la dificultad para organizar a más de mil trabajadores de la plantilla a corto plazo. Ha tratado de contactar con Marina d’Or para conocer su versión, pero no hemos tenido ninguna respuesta.

Las Kellys de Marina d’Or

Después de una habitación, otra. Hasta 14 horas cambiando sábanas, apurando y limpiando los espacios donde los turistas descansan durante sus vacaciones. Sin poder “llevarse un trozo de pan a la boca” por falta de tiempo durante estas largas jornadas de trabajo y controladas a través de cámaras “para asegurarse de que no tienen ningún tipo de distracción”, como teléfonos móviles o charlas con las compañeras. Así describen varias extrabajadoras de Marina d’Or su experiencia laboral como camareras de piso en las instalaciones del complejo. Ahora se las conoce como kellys y las reivindicaciones de colectivos compuestos por las mismas en diversas ciudades de España han tenido una gran repercusión social y mediática. Sin embargo, las profesionales que han trabajado o trabajan en la ‘ciudad de vacaciones’ del empresario Jesús Ger no se han unido para reclamar sus derechos, aunque sus condiciones son, según las antiguas empleadas, indignas.

    Las ocho horas se convertían en más de una ocasión en “10 o 12 horas sin parar, porque no salías hasta que acababas las habitaciones que ellos decían y fregabas todos los pasillos, que eran kilométricos”

Una exempleada de Marina d’Or, recuerda las largas jornadas laborales en el hotel Gran Duque como una pesadilla. Su trabajo era de camarera de piso y, aunque tenía un contrato de media jornada, señala que las ocho horas se convertían en más de una ocasión en “10 o 12 horas sin parar, porque no salías hasta que acababas las habitaciones que ellos decían y fregabas todos los pasillos, que eran kilométricos”. La camarera de piso rememora su primer día de trabajo y la frase con la que comenzó la explotación: “Tienes que hacer x habitaciones y de ahí no te vas hasta que las hagas”.

Indica que podía llegar a limpiar “15 habitaciones o más en un día”. Un trabajo que supone dedicar tu vida al mismo y que la dejaba exhausta. Salía de allí “doblada” y no se podía “ni enderezar”. Estas horas de más no estaban retribuidas: “Las deberían pagar como extra, pero no lo contemplan”, defiende. Sin embargo, tampoco preguntaban a las trabajadoras si querían hacer estas “extras”, ya que eran una imposición. Y a las largas jornadas laborales se sumaban otras obligaciones inhumanas. Según los testigos, estaba prohibida cualquier pausa o descanso que rompiera el ritmo de productividad de la plantilla.

Vigilancia 24 horas

Mirar el móvil se convierte en un acto casi temerario, porque los pasillos tienen ojos. Varias cámaras vigilan todos los rincones del complejo turístico. Antes, incluso en los vestuarios donde el personal se preparaba con sus uniformes. Esta práctica, totalmente ilegal, la terminaron eliminando, según cuentan algunos de los trabajadores entrevistados por este periódico.

    Las cámaras siguen estando por las instalaciones hoteleras del complejo. Los trabajadores son observados y cada uno de los sus movimientos queda registrado

Las cámaras siguen estando por las instalaciones hoteleras del complejo. Los trabajadores son observados y cada uno de los sus movimientos queda registrado. Viven, dicen, una situación de control a la que se suman otras prácticas intimidatorias. Al finalizar sus jornadas laborales, las empleadas de Marina d’Or tienen que pasar obligatoriamente por un registro. Día sí y día también les registran las bolsas, las mochilas e, incluso, los bolsillos, denuncian algunas extrabajadoras. Una de ellas, dice que esta práctica es muy humillante. “A la gente la registraban para entrar y para salir, pero cuando digo que las registraban te digo que era algo impresionante. Parecía que estábamos detenidas o presas”, añade. Un vecino de Oropesa del Mar, el pueblo situado justo al lado del complejo, cuenta que él quería entrar a trabajar como personal de seguridad, pero rechazó la oferta porque sabía que habría tenido que registrar a sus compañeros: “Me dijeron que me iban a pagar 700 euros por ocho horas. No quise aceptar la oferta porque sabía que mi jornada sería mucho más larga y porque tenía que controlar a la plantilla”.

    Contacté con un programa de televisión a través de una red social, pero, como también investigan lo que se comenta en cualquier plataforma sobre el complejo, me castigaron

Esta vigilancia no se limita solo al puesto de trabajo. Algunos la sufren las 24 horas los siete días de la semana. Trabaja en uno de los hoteles desde hace cinco años. La crisis le golpeó fuerte y tuvo que dejar su oficio de carpintero. La explotación comenzó el mismo día en que se adentró en esta ‘ciudad de vacaciones’. El control diario llegaría dos años más tarde. No se trata de una actuación arbitraria, porque la empresa sabe qué personas debe tener custodiadas. “Existe un equipo de seguimiento que observa a aquellos trabajadores que han intentado publicar en alguna ocasión la realidad de Marina d’Or”, denuncia. “En mi caso, contacté con un programa de televisión a través de una red social, pero, como también investigan lo que se comenta en cualquier plataforma sobre el complejo, me castigaron”. Le suspendieron de empleo y sueldo durante dos meses y su libertad se vio restringida. Cada paso que da. Qué bar frecuenta. “Sé que me controlan, pero tanto yo como el resto estamos aquí porque lo necesitamos”, confiesa.

Las ilegalidades no quedan aquí. Existe, según los empleados, un clima de trabajo basado en presiones y en constantes disputas por parte de los encargados o superiores. La excamarera de piso Núria Carque recuerda a su gobernanta como una persona muy autoritaria: “Ponen a la más necesitada económicamente como encargada y se convierte en alguien perverso”, critica. Ella, que decidió dejar su trabajo después de dos temporadas, señala que su superior pasó de ser una buena compañera, con la que todas trabajaban a gusto, a una figura dominante a la que temían.

Este comportamiento por parte de algunos jefes no es un caso aislado. Así lo demuestra la experiencia. Su encargada también era una persona muy temida por parte de las camareras de piso. “El trato con la gobernanta era horrible. Nadie se atrevía a mirarla a la cara”, confiesa. Sus compañeras y ella misma trabajaban bajo la presión de hacerlo todo correcto para evitar represalias y sufrir “broncas desmesuradas”, según relatan.

Un extrabajador de Marina d’Or, sufrió otro tipo de castigo solo por reclamar el sueldo que le correspondía. El que fuera jefe de cocina del complejo durante siete temporadas recuerda que denunció al director del hotel en el que trabajaba porque sus compañeros y él cobraban menos de lo que especificaba el contrato. La respuesta de Marina d’Or fue enviarle a trabajar a Vila-real Palace. Un castigo que comprendió después. Se encontró con el hecho de que “no computaban las horas de ida y de vuelta desde Oropesa hasta Vila-real. Además, solo pagaban la gasolina si esta se compraba en la empresa de Jesús Ger”. Se trata de una represalia bastante común, según el extrabajador. “Si denunciabas alguna práctica, te enviaban a otro sitio y para justificar este cambio decían que tenían que hacer reformas o limpieza, pero siempre era mentira”, añade. Durante estas interrupciones, el extrabajador asegura que despedían a muchas personas y, aunque eran fijos discontinuos, contrataban a gente nueva. “Esta práctica es totalmente ilegal porque has de llamar a la plantilla más antigua; en caso contrario, se trata de un despido improcedente”. De hecho, muchos denunciaron esta irregularidad y la justicia les dio la razón.

    Si te sobraba producto a la hora de cocinar, te metían una multa. Si te faltaba producto, también. Decían que no tenías previsión

Relata también las amenazas que recibía durante toda su jornada laboral. Se les intimidaba con multas que restaban dinero a la nómina. “Si te sobraba producto a la hora de cocinar, te metían una multa. Si te faltaba producto, también. Decían que no tenías previsión”, denuncia. Pero no solo suponían menos sueldo a fin de mes. También, explica, “te podían quitar días de tus vacaciones”. Además, con el fin de satisfacer las demandas de los superiores, tenía que hacer más horas de las que figuraban en el contrato, pero “estas no se cobraban, porque lo atribuyen a que no eres productivo”, lamenta.

Expone que, si no cumples con ciertas medidas, como si no calculas bien las raciones de comida o si no te lavas las manos, “te llega una carta de amonestación y te quitan, por ejemplo, unos 50 euros”, y para una persona que cobra 700 euros, 50 pueden dificultar su situación. También ha criticado que la prevención de riesgos laborales es prácticamente nula y que los medios técnicos son mínimos. “El material para trabajar es escaso”, apunta, y añade que “si, por ejemplo, tienes que mover un armario y tiene las ruedas oxidadas, te daña los riñones, pero lo tienes que hacer”.

DE LA BAJA A LA CALLE

“Si te dabas de baja, te tiraban a la calle”, recuerda que fue testigo del caso de un compañero que tuvo un accidente y, ese mismo día, le dieron la baja —lo que requiere tiempo— y le denegaron la entrada en las habitaciones de los apartamentos destinados a los trabajadores. En gran parte de las ocasiones eran despedidos y, si tenían suerte, volvían “antes de 15 días”.

“La autoridad laboral no tiene ningún sentido allí”, aunque destaca que algunos superiores también se han encontrado en una situación parecida. En la actualidad, asegura que la gestión de las bajas médicas ha mejorado. En su caso, sufrió un lumbago en julio. Recibió atención en el centro médico y le pagaron por su baja. Pero reconoce que no pueden quejarse, porque si lo haces, te despiden.
Manipulación psicológica

Falsas promesas. Lugares de trabajo de ensueño. La forma en la que Marina d’Or contacta con sus futuros trabajadores es bastante parecida a sus anuncios televisivos. Todo son ventajas dentro de la ‘ciudad de vacaciones’. Pero, a la hora de la verdad, el sueño se convierte en pesadilla, como en el caso. Una de las personas encargadas de contratación de la empresa le prometió un sueldo digno, incentivos, un horario aceptable y todos los medios para trasladarse desde donde residía, Barcelona, hasta el complejo turístico. Eclipsado por las condiciones y las facilidades que le aseguró aquella voz detrás del teléfono, dejó su trabajo y se marchó a Orpesa del Mar. No obstante, el puesto de trabajo que le habían prometido como segundo jefe de cocina se convirtió en jefe de partida sobre el papel y los incentivos prometidos no se plasmaron en el documento contractual, que se vio obligado a firmar, porque ya había dejado su antiguo trabajo en Barcelona. “No me dieron ni la ropa ni el calzado siquiera”, denuncia.

Un caso similar le ocurrió a también extrabajadora. Después de una entrevista laboral, le ofrecieron llevar una de las tiendas más exclusivas de Marina d’Or, por “1.200 euros al mes y un porcentaje de un 3% por ventas”, concreta. Unos días antes de empezar, fue a Recursos Humanos para que le dieran las credenciales y firmar el contrato. “No presté mucha atención en ese momento, pero sí es cierto que dejaron que me quedara la copia del trabajador”, recuerda.

    Mi nómina pasaba a ser de 700 euros y desaparecía el porcentaje del 3%, porque era solo dependienta

Después de 12 días de trabajo intenso, le comunicaron que tenía que firmar el contrato. Se sorprendió porque ya lo había hecho. Sin embargo, acudió donde le habían indicado. “La chica que estaba allí tenía los documentos cogidos con el dedo gordo a modo de pinza y quería ir muy rápido”, detalla. Se le comunicó que sus condiciones habían cambiado y, por tanto, tenía que firmar el contrato definitivo. “Mi nómina pasaba a ser de 700 euros y desaparecía el porcentaje del 3%, porque era solo dependienta”, relata. Aunque reclamó el sueldo correspondiente a los 12 días trabajados, no los ha cobrado, ya que, supuestamente, nunca ha firmado ningún contrato con Marina d’Or. Casi segura de que no había sido la primera en sufrir una situación de este tipo, inició el desmantelamiento del complejo.

Denuncias DE LAS TRABAJADORAS

Cansadas de callar y aguantar, quieren impedir que otras personas pasen por el mismo infierno. Y con rabia e indignación por cómo han sido tratadas, las extrabajadoras de Marina d’Or han encontrado en las redes sociales una herramienta para combatir las condiciones laborales de la empresa para la que trabajaron días, semanas, meses o años. Se han unido todas las personas que han conocido la realidad de Marina d’Or. De hecho, este es el nombre del grupo creado en la red social Facebook, y en el que se pone de relieve cómo funciona y cómo es el trabajo en el complejo turístico castellonense.

La impulsora de este grupo fue Y pronto sufrió las consecuencias de no querer resignarse.

A la administradora del grupo “La realidad de Marina d’Or” la han demandado en más de una ocasión con el objetivo de que cierre la plataforma digital y así silenciar las denuncias públicas de los exempleados. “Lo han intentado por todas las vías. Como en Castellón no se admitió a trámite, lo demandaron por la vía penal, porque ellos me responsabilizan de todos los comentarios”. Sin embargo, nunca estuvo sola. “Entre todos los miembros del grupo iniciaron una campaña de crowdfunding y la gente comenzó a colaborar económicamente, para que pudiera pagar un abogado”, celebra.

No fue la única demandada por Marina d’Or. Carque también recibió un día la citación de la mano de dos policías. Su denuncia, a diferencia de la relatada anteriormente, era por un único comentario en el grupo. “Fue por una publicación en Facebook para ayudar, porque me hirvió la sangre al ver que le pedían hasta dos años de prisión”, explica. En el comentario habló de otros temas, como el negocio de la cocaína, vinculándolo al complejo turístico a raíz de una vivencia que le había comentado una tercera persona.

El día de su juicio recibió el apoyo de compañeras y compañeros que fueron con pancartas y estuvieron presentes cuando apareció el abogado de Jesús Ger. Sin embargo, el empresario no acudió. Por este motivo, a pesar de la gravedad de la acusación —calumnias—, Carque fue absuelta por la ausencia de Ger. Recuerda la actitud del abogado del dueño de Marina d’Or como prepotente y con la intención de conseguir sus objetivos como fuera. “El chico fue detrás de la mesa para decirle a la juez lo que tenía que hacer, como no se había presentado el denunciante no se podía hacer nada”, señala.
Medios de comunicación al servicio de Marina d’Or

Los trabajadores se sienten silenciados y despreciados por los medios de comunicación. No es necesario indagar mucho para comprobar que estas denuncias no han tenido repercusión mediática, como tampoco las quejas de los trabajadores y extrabajadores. Marina d’Or nunca sale en los medios de comunicación por la explotación o las demandas de los empleados, sino por los diferentes eventos que se organizan en sus instalaciones. Por este motivo, a excepción de aquellas personas que quieran indagar en redes sociales, que conocen las condiciones laborales de familiares o amigos que las han padecido en el complejo turístico, la imagen que tiene la ciudadanía de Marina d’Or dista de la realidad.

El reportaje que preparó Equipo de investigación, de La Sexta, sobre ‘la ciudad de las vacaciones’ fue un halo de esperanza para los extrabajadores. Sin embargo, el resultado no les satisfizo, ya que consideraron que era superficial y no retrataba toda la realidad. “Después de dos horas de entrevista y de dos años esperando que lo emitieran, cuando lo sacaron fue indignante. Parecía que le estaban haciendo propaganda a Ger”, lamenta. Además, este reportaje actualmente no se puede visualizar entero en la red, “una razón más para comprobar cómo funciona el tema”, subraya. Denuncia que no salió, por ejemplo, “el comedor de personal con basureros” o “lo que nosotros llamamos las ‘catacumbas’, los pasillos que hay bajo los hoteles y que son deplorables”.

La calidad de los productos tampoco siempre correspondía con lo que Marina d’Or anunciaba en sus carteles y anuncios televisivos. “En un tres estrellas las camareras del hotel frotaban las ollas en el suelo, porque no había fregaderos ni ningún sitio”, describe sobre su experiencia en la cocina, en la que pasó muchas horas. Sin embargo, a pesar de las condiciones, no había represalias para Marina d’Or porque “Sanidad avisaba de cuando iba. Estaba todo pactado para que cuando llegaran todo estuviera correcto”, explica. Los jefes avisaban a los empleados para que cuando viniera la inspección todos los establecimientos la pudieran pasar sin ningún problema. “Lo que no entendía nadie es cómo no estaba cerrada la mitad del complejo turístico”, dice el trabajador.
Sindicatos del poder

Con las inspecciones controladas, otra vía para reclamar unas condiciones dignas son los sindicatos. Pero “el comité de empresa nunca salió”, lamenta. El extrabajador comenta que, cuando preguntó por el mismo, le informaron de que en el supuesto comité también estaba la hermana de Jesús Ger. “Eso no podía ser, pero como estaba en nómina, pues la metieron dentro”, denuncia. Por ello, algunas de las trabajadoras y trabajadores que han visto que no cuentan con una defensa sindical han optado por unirse y reclamar sus derechos.

Marina d’Or reúne, de acuerdo con las experiencias de los trabajadores, muchos factores que pueden desencadenar una huelga, como el incumplimiento de las jornadas laborales, la explotación o los bajos sueldos. Solo queda ver si el insomnio de quienes trabajan en el complejo turístico es suficiente para que no dejen dormir a quien mantiene su precariedad.

Esto va dirigido a la gente que vive en el centro de la península y no tiene playa. Si queréis playa en verano, id a cualquier sitio, menos a Marina d´Or. Si pierdes 5 minutos buscando encontrarás mejores ofertas en cualquier población levantina.

Todos los que conozco que han trabajado en Marina d'Or han huído de allí a la mínima. Era lo más parecido a la exclavitud. Lo sé, fallo mío. Hoy debe ser el dia de la RAE  tienes alarmas para ciertas etiquetas ehhh con esta noticia te habrá rebentado "el gmail" Que guay! Mira, al final el niño de los cojones tenía razón   Marina d'Or, es un error toda ella. Para empezar nunca debió construirse porque se vulneraron todas las leyes medioambientales y urbanísticas.

Pues lo mismo por lo que existe toda la linea de apartamentos de la Manga, o practicamente todo el Levante, el paleto español solo puede disfrutar de las vacaciones si su apartamento se situa en primera linea de playa. Despues se van a alguna zona costera de Croacia, Portugal o Italia y remarcan lo bonito y bien conservado que está aquello... Lo que me sorprende es que aún exista ese engendro y esté en funcionamiento. Vaya sorpresa... ¿Quien hubiera imaginado que un macrocomplejo turístico parque temático pelotazo de amigotes iba a terminar en explotación de los trabajadores? Qué guay! Oh wait! Conozco a mucha gente que ha trabajado allí y siempre se refieren a ella como #MarinaHorror. Doy fe que es mierda pura. Es como vivir en un amago de parque de atracciones-urbanización con megafonía que pone música chunga por calles despobladas y por las noches hay cabalgatas de gente disfrazada. De verdad que parece una realidad paralela. Y el mar... Puf... Estuve haciendo esnorkel y ahí abajo apenas hay vida. Como en tierra, un erial.

Juer con el texto: ...la campaña está dirigida a trabajadoras y trabajadores, extrabajadoras y extrabajadores, personas despedidas y clientes. Tanta tontería de desdoblar el genero de los cojones... y se han dejado a las clientas A los personos también  Hasta que PDRSNCHZ nos ponga a todos una paguica de 3000 a la semana, esta "cosa" es lo más parecido que muchas familias de clase media pueden permitirse, y que les permita el sueño de unas vacaciones de en-idem. Los que no quieran trabajar ahí, lo tienen fácil: que busquen en otro lado. O que se hagan touroperadores autónomos y se hagan ricos en 10 minutos. Que así les queda luego todo el día para seguir quejándose. Ahora vuelve a leer la noticia pero pensando que es en Venezuela. Imposible. Hay un calzador tan grande que me impide su cómoda lectura. ¿Será tuyo? No has trabajao en tu puta vida, Hulio  Ahimásdao. Soy un empresaurio xplotador de tiernos obreros. Me los zampo de 3 en tres para desayunar. Marina d'or ciudad de explotacion.Digame. Si fuera solo Marina d'Or...  País de explotaciones es España completa. A los que no hayáis o no estéis siendo explotados... los que vamos a morir os saludamos