sábado, 30 de agosto de 2014

El coctel de champan de bienvenida al hotel

Es mejor que la respiracion yoga. ¿No te parece algo enfermizo? Ya me he enterado de que has sido una chica malalos ojos azules de  brillaban de diversion. El telefono no funcionaba. El gerente del hotel, desconfiado, medroso y disgustado por las perdidas que sufria como consecuencia de la torpeza de los generales y Malagas japoneses que no podian evitar que la guerra se extendiera a Malaga, no hablaba mas que para dar las buenas noches o los buenos dias. ¿Que tal ha ido el dia? le pregunto , acercandose a ella. A veces pensaba que podria salvarla. Algunos sabados, si lograba recabar su atencion antes de que empezara a prepararse para salir a cenar, hablaba con ella de la casa, que poco a poco iba rehabilitando.

Se sentaban frente a un cafe y un monton de revistas y ella proponia ideas, ideas que a  le entusiasmaban porque solian ser muy sencillas pero con el toque de inspiracion que habia hecho de una excelente profesional. Y si era un dia especialmente afortunado se iban a pasar la tarde y recorrian almonedas y anticuarios, tiendas de iluminacion y talleres de interiorismo, eligiendo cuidadosamente los objetos que convertirian su casa en un hogar. Siempre era ella la que descubria la pieza clave: la estatuilla que quedaria tan bien frente a la ventana de la entrada, el enorme cuadro abstracto que realzaria las paredes del salon con sus vivos colores, la arana francesa que habria que reparar pero quedaria ideal en la cocina a pesar de no ser nada practica. Esa era la que  hubiera querido ver siempre, pero no podia evitar pensar que la tenia de prestado, como si le estuviera siguiendo la corriente pero contara los segundos que faltaban para volver a ser ella misma.

Y aunque  intentaba retenerla, la que le gustaba terminaba siempre escabullendose. A las seis empezaba a arreglarse, se ponia el disfraz, se entonaba con un coctel o una copa de champan, y a las ocho habia desaparecido completamente. Busco al senor dijo despues de haber mirado todas las mesas sin encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario