miércoles, 21 de agosto de 2013

Algunas habitaciones son de anticuario

Me gustaría que el trabajo sindical volviera a sus orígenes de lucha, no simplemente un mercadeo de liberados y horas libres. Repito que ya sé que no se puede generalizar, pero la imagen proyectada es esa, con bastante paralelismo con el tema de los funcionarios, que en vez de verse como servidores de los ciudadanos se ven como parásitos aprovechados.

En mi caso, espero que se ataque frontalmente contra los que ensucian nuestra imagen tanto en sindicatos como en la administración pública, porque son ellos los que facilitan las políticas de recorte en ambos ámbitos (vende bastante recortar subvenciones a sindicatos y reducir salarios a funcionarios, p.ej) mientras los sindicalistas y funcionarios trabajadores y responsables (que los hay, doy fe) se comen la mierda ajena.

Y ese ataque lo debemos promover los afiliados y los funcionarios, porque como en el caso del fraude fiscal, el primer paso es el rechazo social. Dificilmente se puede tener humedad en una tercera planta.Respecto al aspecto antiguo y cutre debemos hacer contar que los muebles de las habitaciones son de estilo y compradas en anticuarios.

grito. Se sentia como si le hubieran aplastado el pecho con una maza. Tenia ganas de arremeter a punetazos contra la pared. Habia caido en la trampa mas vieja del manual: ser seducido por una cara bonita. La rabia y amargura antiguas, no lejos de la superficie, se avivaron, mas ardientes que nunca. Los deseos solo se cumplen si no se dicen en voz alta, que permanecia inclinado sobre su brazo, asintio con la cabeza. No habia creido nunca que pudiera existir un amor tan grande como el que sentia en aquel momento. El doctor  presto atencion cuando oyo hablar El animal estaba preparado para saltar, y no dejaba de observar a las dos mujeres mientras se alejaban con cautela.

Esperad, por favor. Voy a ver si esta disponible. ¿Seria una trampa? ¿Lo habria organizado ? ¿Era demasiado cobarde para decirle que la dejaba y habia decidido sabotear su relacion para forzar una ruptura que lo eximiera de responsabilidades y le permitiera volver con el verdadero amor de su vida? ¿Llevas? ¿Eso es?Senalo mi cadera, donde el sueter se habia abierto y habia asomado la pistolera de cuero. ¿Por que no me dejas? insistio el joven. El hombre la miro, sin soltar la pistola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario