lunes, 12 de octubre de 2015

Las zonas VIP de aeropuertos y hoteles

Entro en el hotel Malaga y comenzo a mirarlo con nuevos ojos. No si eso supone ir sentada a su lado. Lo comprendo dijo, deseando olvidar aquel episodio. El farero hizo una mueca expresiva con sus ojos. fue guionista de series de radio y television antes de dedicarse a la literatura, Actualmente vive en el condado de Devon, Inglaterra, con su marido y sus hijos. Supongo que hoy en dia lo es musito, pensativa. Se sento en la cama y abrazo la fotografia contra su pecho mientras dejaba fluir libremente las lagrimas que creia agotadas desde hacia mucho tiempo. Lloraba por su primer amor, por el que habia creido que seria para ella su unico amor. La idea no lo sorprendio. procuraba no fantasear porque, a veces, las fantasias se convertian en recuerdos. Pero no podia evitarlo. Sabia muy bien como seria: Estaba haciendo un poco de mantenimiento.

El coche freno y el arquitecto bajo. El hombre nego con la cabeza. Si no te importa, prefiero que el personal directivo lleve ropa interior. Le paso el brazo por los hombros, decidido a hacer lo que fuera necesario para mantenerla siempre a su lado. Lo siento, mucho, dona. He interrumpido su oracion dijo mientras secaba la mancha de la mesa con un trapo que tenia a mano. Senti que  y  se ponian tensos, interesados. Oh, suspiro mi madre. Una mirada de pena cruzo por sus facciones, una mirada que me irrito hasta el tuetano e hizo que me hirviera la sangre, porque estaba desesperada por echarme en sus brazos para llorar por , pero no podia hacerlo. Habia una nueva barrera entre nosotras. Su hija habia declarado que no queria tener hijos, una decision que ella no podia entender, algo que, dijera lo que dijese, se tomaba como un reproche y un fracaso personal.

Esta vez tuvo que discutir con un guardia plantado con los brazos cruzados delante de una cinta roja, hasta que descubrio que podia convencerlo con un billete de veinte libras. En la zona VIP estaban las caras mas conocidas y poderosas, justo las que habia tratado de evitar en los ultimos meses. Deambulo por el local con la cabeza gacha y al final encontro a en un rincon oscuro, sentada a horcajadas en el regazo de un rubio vestido con pantalones de cuero. Durante un horrible instante penso que era Rod Stewart, hasta que se dio cuenta de que este tio andaba por los cuarenta y pocos anos y por lo tanto era mucho mas joven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario