viernes, 11 de septiembre de 2015

Disfrutar de los bares al aire libre del hotel

Extendio los brazos por encima de la cabeza y sus labios sensuales se curvaron en una sonrisa burlona e incitante. no necesitaba mas estimulo. Se acerco y le deshizo el nudo del vestido, dejando que la seda cayera suavemente. Poso las manos en sus pechos y los rozo con los labios, preguntandose por enesima vez como algo podia ser tan suave y tan firme al mismo tiempo. Su lengua jugueteo con un pezon y suspiro mientras el la devoraba. Hubiera querido renir, pero penso que aquello avergonzaria al chino. La enorme cantidad de reproches y disgustos que tenia que soportar un hombre blanco en aquel pais quebrantaba necesariamente la salud. Si susurro ella. Sentia tanto calor que se pregunto si el verano habia florecido de repente en el desierto.

Despues, lanzo un profundo suspiro. Detestaba tener que hablar de todo aquello, pero sabia que no tenia opcion. Ambas llevaban dos semanas esperando su decision. La tarde anterior habia hablado, que habia aceptado su resolucion, sin alegrias, pero con comprension. Solo le habia hecho saber que si cambiaba de opinion, ella le estaria esperando con la puerta abierta. Aquello le ponia las cosas mas dificiles, porque sabia que para salvar su matrimonio tenia que mantener aquella puerta cerrada a cal y canto.  bajo de la cama para no despertar y camino sobre la mullida alfombra hacia la comoda, sobre la cual descansaba la foto de su madre, a los veintiun anos, con una belleza arrebatadora y muerta en plena juventud por culpa del ser que llevaba en su seno.

Mientras y iban a ocuparse del aviario, los invitados buscaban un refugio contra el viento y el personal cubria las piscinas, sujetaba el mobiliario y cerraba los bares al aire libre, caminaba a toda prisa hacia la cabana Sierra Nevada. Inhale de repente. Recogieron las creaciones de los ninos y las pusieron a secar. Despues, ayudo a a limpiar y ordenar la cocina. Los ninos salieron a jugar al jardin. todavia conservaba los columpios de cuando sus hijos eran pequenos y estaba encantada de ver que alguien volvia a utilizarlos. La casa habia vuelto a cobrar vida con ellos y aportaba algo nuevo y diferente al trabajo de . Ambos estaban aprendiendo mucho el uno del otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario