viernes, 15 de mayo de 2015

Contemplar la decoracion de los pasillos

No pudo disimular su preocupacion. Cuando mas tarde su madre le preguntara por su extrana reaccion, el joven fingiria haberse preocupado por ella por el carino que le tenia su hermana. Sin embargo, esa noche no podria quitarse de la cabeza la imagen de inerte sobre sus brazos. Era un hermoso brazalete de oro con sus nombres grabados. Por supuesto. ¿Y que necesitas? Usted no ha visto nunca un gusano de seda. Por desgracia, es usted demasiado intelectual. Estoy preocupado, senorita. Temo que le haya pasado algo a mi novia. se fue a pasear a primera hora de la manana y aun no ha vuelto. No es propio de ella. Ya sabes que fama tengo.

Tranquilo, no lo hare le asegure mientras seguia empujandolo por el pasillo y luego a traves de la puerta. Pero tiene que tranquilizarse Se aparto del lavabo. iria a buscarla en treinta minutos y ella no era capaz de esperar tanto tiempo para averiguar la respuesta. Se estaba jugando demasiado. Se dirigio al cuarto de estar y clavo la mirada en el telefono. Inmediatamente descarto aquella opcion. Tras una sonrisa deslumbrante, desaparecio. ¡Creo que es fantastico! exclamo el «Por supuesto que queria saberlo.» dejo su taza de chocolate sobre la mesa y se limpio la boca dando por sentado que estaba dispuesta a escucharlos. ¿Cuando puedes empezar?

Con una profunda reverencia, el sacerdote y  se pusieron finalmente de acuerdo. coloco dos monedas de plata entre las cenizas de un incensario. Nada, No tiene nada que ver conmigo. Lo que sucede es que asumo que este no puede ser realmente el final del camino en tus relaciones. No creo que a los treinta anos estes lista para decirles adios a los penes y dedicarte en cuerpo y alma al trabajo. Y como no lo creo, pienso que podria ser divertido ayudarte a salir con alguien otra vez. A lo mejor este asunto de Malaga mejora nuestra vida sexual. Tengo una carta de mi hijo le respondio por toda explicacion. Y aun cuando el moreno anamita no entendia casi nada de chino, se rio al contemplar el rostro radiante de felicidad del coolie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario