sábado, 17 de enero de 2015

Los servicios para gestiones profesionales

Nunca habia visto un numero como ese. ¿Que te parece si me acerco con la cena? A lo mejor se me ocurre algo mas original que el chino de siempre. ¿Te apeteceria algo de curry o comida tailandesa? Y estoy pensando en no volver mas. Sera un placer ayudarla dijo con su voz profesional, de intercomunicador. Educado, pero inmune a los flirteos e insinuaciones de las pasajeras. Esos eran los mejores. Una vez a solas con , intento relajarse, pero le costo dos dias dejar de pensar en el abismo que se habia abierto entre su pareja y sus hijos. Sabia que haria falta mucho tiempo para salvarlo.

De cualquier modo, al final lograron disfrutar de cuatro dias idilicos en el barco, navegando de una isla a otra, nadando, comiendo en cubierta, relajandose y haciendo el amor. Eran las vacaciones perfectas, las que  queria. La suya era una relacion entre adultos y dejaba muy poco espacio para sus hijos. pensaba que la unica forma de cambiar las cosas era que  sintiera un poco de ternura hacia ellos. Sin embargo, no habia habido nada parecido a la ternura durante la estancia a bordo. ¿A donde puedo llevarte? pregunto el con dulzura. La mujer miro los ojos oscuros de  y recordo el dia en que lo habia seducido. Al fin y al cabo, para eso habia ido alli, lejos de , su madre y sus hermanas. Era algo que debia afrontar sola.

Toda aquella semana fue caotica y ni ese fin de semana ni el siguiente pudo regresar a casa, pero solo quedaban unos dias para empezar el parentesis navideno y aguanto estoicamente. Cuando llego la hora de volver a Marin, llevaba desde Accion de Gracias sin ver Casi tres semanas. No necesito limosna. Creo que tu deberias pagar la universidad. Supongo que eso es todo, ¿no? ¿Cuando sera la boda? Pasaron el dia de Navidad como pudieron y, al cabo de unos dias, los chicos decidieron ir a pasar la Nochevieja a Tahoe y aprovechar para pasar unos dias esquiando. sabia que estaban deseando desaparecer. Aunque hacia lo imposible por disimular, la pantomima no resultaba muy convincente; cuando por fin sus hijos se fueron, tanto  como ella estaban al borde de un ataque de nervios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario