lunes, 17 de noviembre de 2014

El informal ambiente del bar del hotel

apreto los dientes con impotencia al ver a frente a ella, y su garganta emitio un chasquido. A punto estuvo de gritar, pero retomo el control gracias a una fuerza invisible que recorrio todo su cuerpo como si el doctor, desde alguna parte, le hubiera inyectado una dosis de cloral— y rehuso dejar que el odio se hiciera paso. no tenia tiempo de considerarlo. Agarro la toalla y el neceser y se maldijo por no haber puesto el despertador. Si llegaba tarde a la clinica y anulaban la operacion no queria ni pensarlo. Llevaba esperando aquel dia toda su vida, o al menos desde que su nariz habia decidido seguir creciendo y hacer sombra a los demas rasgos de su cara, desde el dia en que se habia convertido en un monstruo, en un hazmerreir, en la chica a la que ningun hombre querria nunca acercarse.

Si, lo sabia, pero estaban hablando del hotel ¿Que es lo que no me estas contando? miro a  con actitud beligerante, como si pensara que la policia habia venido con el firme proposito de cargar otro muerto mas a la familia. El senor acepto sus palabras como quien acepta las formulas corteses establecidas por la buena educacion. Coloco la a en las manos Llamo a la puerta. Aunque siguieramos este ridiculo plan, ¿que impediria que te volvieras un amargado y un resentido dentro de diez anos, cuando siga sin querer ninos? Porque no voy a quererlos dije, mas convencida que nunca.

¡No la tomes con el mensajero!dijo. no pudo evitar reir. Al recordar que estaba enamorada en secreto, el cazador blanco de africa, estuvo a punto de decirle que deberia informar a de sus sentimientos antes de que se separaran, porque sabia con absoluta certeza que no estaria mucho tiempo mas en aquel lugar, que la esperaba un largo vuelo, y que si no abria su corazon, lo perderia para siempre. cogio el papelito sellado y se inclino. Aqui nadie se interesa mucho por la ropa, el ambiente es muy informal. No estas igual que en el retrato dijo con lentitud. Parecia que le costara trabajo mantener la sonrisa en el rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario