jueves, 31 de julio de 2014

Decoracion a base de cortinas y moquetas

Para colmo, cada vez que perdia a su marido de vista sin saber donde se encontraba, sospechaba que estaba. Era consciente de que ya no confiaba en el y de que, probablemente, nunca mas lo haria. sacudio la cabeza. El comedor era espectacularmente lobrego. Y marron. Unas cortinas de terciopelo marron colgaban desde el techo hasta una moqueta tambien marron, y muebles grandes y marrones se alzaban amenazadoramente en cada rincon libre. Mas vitrinas de cristal con peces truculentos se alternaban con marinas pintadas por algun aficionado y con incongruentes posteres de paisajes africanos. En el ambiente flotaba un denso olor a sopa de lata, que llego a su debido momento en una sopera de porcelana sintetica decorada con zanahorias sonrientes.

No, no tenemos miedo replico  Nos esconderemos bajo el piano, que esta hecho a prueba de bombas. Te voy a echar tanto de menos esta nochedijo ella suavemente Cuidate. Nos vemos el viernes. Tenso la cuerda hasta rozarla con la mandibula. ¡Vaya!— rio Despues de todo, le interesa conseguir el mejor precio para su cliente, ¿no? Pelo: rojizo con reflejos dorados quiso aferrarse a el, pero la muchedumbre la arrastro.  se lanzo tras ella, mientras la mujer se sentia sobresaltada y risuena al mismo tiempo. habia investigado   y habia descubierto que era la propietaria del hotel donde las tres mujeres habian ganado una estancia. Luego habia buscado mas antecedentes de  pero no habia encontrado mucho. Al parecer, la historia de  se remontaba solo hasta . Por eso necesitaba sus huellas dactilares.

Sin inmutarse,  le lanzo un manojo de llaves. ¿Te lo llevas puesto? ¿Por que? bufo, partiendose de risa «¿Porque que solo la nariz?», quieres decir. ¿Se lo has preguntado alguna vez? ¿Te has parado algun momento a pensar que tiene otras cosas que hacer ademas de recoger el desorden que deja un tio de veintitres anos? No dejaras que esto nos separe, ¿no? Te ayudare dijo¡Hijo! ¿Donde vas?pregunto dona , que habia corrido tras el. Le faltan algunos dedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario