miércoles, 4 de junio de 2014

Recibir las llamadas en la centralita del hotel

¿Solo relajado? La boca se fruncio en un gesto burlon. Tenia una boca de una perfecta carnosidad, embadurnada de brillo de labios rosado. Se mordio el labio inferior mientras dirigia a una mirada ironica ¿Seguro que no tienes una parte del cuerpo un poco tensa? Ya era hora de acabar con aquello. La agarro por las caderas, la levanto y empujo su cabeza hacia abajo, al tiempo que ordenaba Su mente estaba absorta en otras cosas. La llamada telefonica importante que estaba esperando.  la asio del pelo cuando se corrio en su boca, pero enseguida se levanto. No lo secontesto con cautela y midiendo cada una de sus palabras, sin dejar de echar Creo que tienes razon. A nuestra edad no hay razones de peso para casarse. Bueno, tu eres mucho mas joven que yo.

Si no me equivoco, yo te saco doce anos. A mi edad, todo se ve desde otro prisma. Es verdad que en ocasiones me descubro meditando sobre la soledad y llego a la conclusion de que no me gustaria terminar mi vida solo. Pero no me apetece cargar con una mujer joven y exigente que me de la lata con liftings e implantes, o me pida un coche nuevo cada dos por tres, diamantes y abrigos de piel. No es por los caprichos en si, pero no quiero tener que soportar a una mujer cara y pesada durante treinta anos para asegurarme una companera en la vejez. ¿Y si me atropella un autobus a los sesenta? No habria servido de nada. repitio , que se habia puesto palido de repente ¿El padre es? Prometo mandar el dinero tan pronto como lo reciba. Tampoco esta en el bano anuncio ¿Donde estara?

Estallo un flash, seguido de otro, y  esbozo una pose sexy que cosecho un ruidoso aplauso, dio media vuelta, atraveso con paso firme las cortinas del fondo del stand y accedio al pequeno cubiculo que hacia las veces de camerino y oficina. Con manos temblorosas se despojo de la falda y volvio a ponerse la camiseta y los vaqueros tan deprisa como pudo. La lista de las victimas esta en todos los ordenadores. Aquella mujer me encontro asi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario