sábado, 31 de mayo de 2014

Los hoteles como epicentro de las ciudades

se estaba convirtiendo en lo que no debia ser: el patio de juego de una juventud decadente. Y parecia estar en el epicentro de este nuevo fenomeno. Todo el mundo sabia que si alguien queria un poco de hierba o unas pastillas para el fin de semana tenian que recurrir a el. ¿Y una carcel no habria sido un sitio mejor? pregunte. y juntos formamos un valioso conjunto, Pense en lo que habia dicho mi madre sobre que la otra opcion era salvar el mundo. Puede que tuviera razon en eso. Puede que fuese una condicion para tomar la decision de no tener hijos.

Desde luego seria mas facil, por ejemplo, lanzarse a luchar contra el cambio climatico si no tenias una progenie que sufriera las consecuencias de una derrota en la batalla. Podia embarcarme en batallas por cambiar el mundo y vivir aventuras y tener la libertad de ponerme en peligro sin preocuparme de dejar un hijo huerfano. Demonios, queria tener la posibilidad de contemplar el suicidio si las cosas se ponian feas. No hacerlo, pero al menos guardarme esa carta en la manga como un as tranquilizador. Puso cara de susto. Paris es una ciudad increible. Diez anos y no he terminado de conocerla admitio con entusiasmo ¡Ah! Cuanto la echare de menos. Incluso a sus ratas. La voz de su padre se dejo oir tras el.  se asusto. A alguien del ayuntamiento no se le podia hablar asi, por lo menos si querias tener todos los papeles en el momento adecuado. Pero, milagrosamente, funciono. Alguien no quiere que triunfemos insistia.

Te aseguro que no fue eso lo que senti al principioSylvie se echo a reir Estaba enfadadisima porque mis hermanas habian intentando endosarme a un abogado carca. La gobernanta ordeno a servir el desayuno a la senorita. No queria tenerla enfrente un segundo mas. La doncella se marcho, mirandola con condescendencia. Todos habian notado que, desde hacia algun tiempo, dona  se inquietaba y se ofendia por cualquier nimiedad. Habia algo roto dentro de ella que empeoraba con el paso de los anos, y no podia evitar sentir cierta lastima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario