domingo, 24 de noviembre de 2013

No hacemos subcontratas en el hotel

De hecho, ya que lo tienes tan claro, cómpralo tú y gestionalo tú. Seguro que debes pagar un montón a tus empleados. Ups. Perdón. Que tú nunca has pagado una nómina. De igual forma si fuera un islamista radical, que no un musulmán. de Junio, llamamiento a paralizar el país

la política de despidos que ha seguido su establecimiento De lo que no se da cuenta algunos empresarios españoles es que empeorando no ganarán más, al menos a la larga. Si sus trabajadores son subcontratados, sin compromiso con la empresa y encima con malas condiciones laborales el servicio será peor y a la larga perderán clientes y los que les queden serán "de otro estilo". Luego tendrán que cerrar y le echarán la culpa a la crisis.

se trata ahora es de un recurso de apelación al supremo en Karlsruhe: creo que la indemnización de la reserva ya se le ha devuelto y poco más podrá rascar Herr Voigt en este tema. De lo que sí estoy seguro es que el Rolls de Díaz Ferrán es auténtico.

Llego por fin a su habitacion del edificio principal, la suntuosa suite Maria Antonieta, y su corazon se acelero con solo pensar en la prueba de embarazo, en aquella caja que, ironicamente, se hallaba colocada entre sus articulos de tocador justo al lado de las pildoras anticonceptivas. ¿No voy un poco exagerada? Ahogo una exclamacion al descubrir el espectacular paisaje. La noche anterior no se habia fijado en que el Rocks estaba construido al borde de un acantilado, separado de un vertiginoso precipicio por solo veinte metros de cesped en pendiente. Quince metros mas abajo, unas olas enormes chocaban contra las rocas que daban nombre al hotel con una fuerza que enviaba chorros de espuma disparados hacia lo alto, como el champan que salta de la botella recien descorchada. El mar era gris. No, verde. No, ¿azul?

No hay comentarios:

Publicar un comentario