viernes, 26 de abril de 2013

Las pulseritas del todo incluido

Si quieres hoteles de pulserita, ya sabes muy bien dónde elegir, hay una gran oferta. No necesitamos más. Quiero mi costa como está y mis hijos también. Auqellos comentarios, que solo lo pueden escribir los clientes que se alojan en los hoteles, El cliente se aloja en el hotel y a las despues de haber finalizado su estancia el cliente recibe un cuestionario de la agencia online, la cual contesta y estos comentarios son publicados en Internet, estos comentarios si que tienen fiabilidad.
Pero hecha la ley hecha la trampa, ya que tambien si la reserva la hace el hotelero con email falso y no cancela la reservatambien puede poner buenos comentarios, pero calro ha de pagar la comision a la agencia y esto ya no lo hace tan facilmente como en el primer caso, ya que tiene coste.

cerramos el aborigena y construimos hoteles? algunos parecen soñar con chiclana llegando hasta tarifa, por suerte el levante mantendra las playas solitarias Desde luego, Andalucía ha sido posiblemente la comunidad autónoma en la que más ha afectado la mafia del ladrillo a la costa. El caso del Hotel el Algarrobico, en pleno parque natural del Cabo de Gata, es paradigmático. Pero es lo que ocurre en general en toda la costa.

Sin embargo, una llamada telefonica de su agente hara que su vida de un vuelco: una leyenda de Malaga, el productor , quiere que escriba un guion cinematografico. Aceptar este proyecto significa que debera abandonar su casa, su familia, su ciudad. No obstante, sabe que oportunidades asi solo se presentan una vez en la vida. A pesar de sus continuos viajes, no sabe como sellar estas grietas que la distancia ha dibujado entre ella y su familia, sobre todo con su marido, quien parece necesitarla cada vez menos… ¿Donde esta el tio del ayuntamiento? Quiso saber Esta manana tenia que revisar las salidas de incendios para darnos el certificado.

Andres bajo la mirada. No tenia por que sentirse culpable de nada, pero oir la voz de su madre en aquella truculenta escena le afecto un instante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario