jueves, 25 de octubre de 2012

Caja fuerte y TV en las habitaciones

El hotel n. está cerca de mi casa, además, tengo un amigo trabajando ahí en la recepción y sí, es muy muy cutre... vaya propaganda Entonces, espero que los hoteles ofrezcan la posibilidad de alojarte en una habitación sin TV, porque total para lo que sirve...

La verdad el artículo no me ha gustado mucho. Yo creo que al autor le falta un poco recibir un curso de mercadeo. Si estais dispuesto a pagar más, te cobran más y punto. Es el caso de la caja fuerte, no todos los huespedes la necesitan (yo nunca la he usado) por lo que estoy ahorrando en cada viaje, pero si lleva un huesped dispuesto a pagar más, él hará el gasto que no solo es por la caja fuerte, sino para la sustentación del hotel.

Este tipo mercadeo es muy beneficioso, ya que permite que los huespedes con menos recurso paguemos menos. Es igual con la conexión a Internet o WiFi. Menos mal que yo hace bastante tiempo que no veo la tele.
La parte baja del hotel era desde hacia dias una autentica olla a presion. Camareros, cocineros y doncellas realizaban sus tareas a la mayor brevedad posible ante el firme mandato de dona y don Anselmo, el anciano maitre, que habia tenido que delegar tareas en varios camareros, antes que permitir que los clientes lo vieran desfallecer de puro cansancio. Una gruesa lagrima le resbalo por la mejilla. tuvo ganas de decirle muchas cosas, entre otras que si se habia quedado con su dinero era porque ella habia sido una tonta, pero era mejor ahorrarse el comentario.

El autoproclamado alcalde de aquella parcela de hormigon de cien metros cuadrados se acerco caminando con todo el vigor posible para alguien que va enfundado en unos pantalones cortos de ciclismo de licra naranja que le marcan el paquete. Su calva cubierta de pecas reflejaba la luz del sol y una cadena de oro con un grueso crucifijo colgaba de su pecho desnudo de pelo entrecano. Comenzo a gritar al acercarse a la piscina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario