viernes, 27 de julio de 2012

Playas y puertos nauticos

El titular es medio-sensacionalista ya que el hotel no está exactamente en la playa, sino delante del puerto náutico. Pero se dice que está en la playa de es Trens porqué tendrá un gran impacto en la misma. Además que se construya este primer hotel puede dar pie a que se construyan más y la playa se convierta en un arenal.

¿Algun problema? ¿Dónde harán salvajadas y se emborracharán? ¿en Marruecos? ¿Por qué no cortamos de raiz toda esta escalada? Póngamos a los ladrones de la cadena de hoteles en Malaga en nómina de la Casa Real, que el Estado les regale diez mil millones de euros al año y que dejen de darnos por culo.

jajajaja A mi en Conil, después de ir porque en su web y la publicidad constaba "con internet", me vendían tarjetas prepago de movistar para que me conectase, o en su cafetería (de : a :) con una consumición te facilitaban la contraseña que cambiaban cada pocos días.

Vaya, ¿se esta aprovechando? Estaba tan apenado por la muerte de tu abuelo que me sumergi en el trabajo. Fue lo que me salvo. Eso, y tu. la estaba mirando con una amplia sonrisa, pero no acababa de comprender. el la ayudo con delicadeza a levantarse de la butaca y por fin se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo. Habian dicho su nombre: Harris. Acababa de ganar el Oscar al mejor guion por la pelicula Gone. Se puso en pie medio aturdida, paso por delante de y recorrio la fila de asientos a trompicones. Un asistente la acompano hasta el escenario y, sin saber como, logro llegar al estrado. Se quedo mirando fijamente las luces que la enfocaban, intentando ver a sus hijos.

Pero los focos la deslumbraban y era imposible ver nada. Lo unico que podia hacer era estar alli de pie, temblando como una hoja y apretando con fuerza la estatuilla dorada que todos los alli presentes tanto ansiaban. ¡Cuanto pesaba! eludio su mirada.  tenia un seguro. Habia descubierto el desagradable secretito de los Vanderberg sobre su unico hijo. ¡Pequeno Babbitt!dijo carinosa e ironicamente, disponiendose a servirle el desayuno. Si, Hawaicontesto. A Hawai pertenecemos y alli queremos ir.Y al decir esto recordo las palmeras, las flores, las vastas plantaciones de cana de azucar, el canto de los coolies y de los obreros, la lluvia dorada y, por fin, a Mamo, joven, sobre la arena de la orilla; Mamo, que nadaba a su lado, y el mismo que era aun un nino No tengo madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario