sábado, 19 de junio de 2010

Los mejores salones para conferencias

A todo el que lea esto, por favor, boicot a Campos. No gastéis ni un euro en ese municipio. Ya se forrarán cuando esté hecho el hotel y les lleguen turistas de altísimo standing con los bolsillos repletos de divisas. Mientras, nada!

Con todos mis respetos hacia los que les gustan los niños, deberían también ellos respetar a los que simplemente queremos cenar tranquilos sin un niño montando jaleo en la mesa de al lado. Cuando voy a un hotel, lo que hago es alquilar una habitación que será mi hogar el tiempo que dure el alquiler. La sociedad debería tratar a esta gentuza como unos apestados. No ofrecerles mesa en los restaurantes, no ofrecerles habitaciones en los hoteles, no ofrecerles salones para conferencias, y así suma y sigue...

Alli el ambiente era mas puro, y se veian numerosas nineras inglesas conduciendo a unos ninos increiblemente rubios y bien cuidados. Si, creo que me gustariacontesto con una leve ronquera en la voz que le llego a las entranas. Entonces, vamos a reponer fuerzasse interrumpio—, a no ser que prefieras que nos traigan la cena a la habitacion. se removio inquieta. Moriria antes que volver a la carcel. se puso tenso, sospechando del hombre que acompanaba a. Tenia pinta de abogado o contable, pero tambien podia ser «la ley». Dejo el coche en la acera y apago el motor. Tenia que manejar la situacion con mucho cuidado.

Sin embargo, en otro sentido, tambien habia sido una experiencia maravillosa. Lo paso muy mal cuando habia dejado a para irse a vivir con, aunque no lo habia demostrado por que habia aprendido hacia tiempo que era mas facil aceptar sin mas los planes de ella. Ahora, sin embargo, pensaba que, de haber sabido lo horrorosa que seria la experiencia, habria plantado cara a su madre. Habia echado muchisimo de menos a. Siempre podia contar con el y no solo si necesitaba dinero o alguien que la llevara en coche a los sitios. se habia interesado sinceramente por ella, y anoraba el afecto, la camaraderia que habia entre los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario